Repsol Autogas

Adaptar los diésel al GLP de Automoción

Camión con motor diésel adaptado a la utilización de AutoGas /S. de G.
Camión con motor diésel adaptado a la utilización de AutoGas / S. de G.
S. DE G.

Dual-Fuel es el sistema que permite adaptar motores diésel para funcionar de forma simultánea con gasóleo y AutoGas.

Utilizamos el término 'simultánea' y es que, en el caso de los diésel, el motor actúa utilizando como carburante una parte de gasoil y una parte de AutoGas: se sustituye parte del gasóleo, en un valor medio del 35%, por autogas, aunque en el uso real se ha demostrado que se pueden alcanzar picos de hasta un 50%. Y también puede funcionar en solo modo diésel. En cambio, los bifuel (gasolina y AutoGas) pueden funcionar al cien por cien con AutoGas.

El sistema no conlleva modificaciones irreversibles en el motor diésel, pudiendo hacer que éste funcione sólo con gasóleo o en forma Dual.

Se pueden transformar todo tipo de motores diésel (desde turismos a los de camiones pesados, pasando por furgonetas) que cumplan las normas Euro 4, 5 o 6.

El ahorro en dinero, en cuanto a coste de uso, puede oscilar entre un 10% y un 15%, dependiendo tanto del vehículo como de la conducción. Esto supone una ventaja competitiva fundamental en una empresa de transporte a la hora de ofrecer mejores condiciones.

En cuanto a emisiones, las de los motores Dual-Fuel se reducen respecto a las de un diésel convencional. Y en este campo encontramos otra ventaja de tipo legal y que beneficia a todos los vehículos con la adaptación Dual-Fuel siempre que esta se ha realizado sobre mecánicas diésel que cumplan la norma Euro 6. Y es que con esta tecnología, y dado que se utiliza AutoGas como carburante, se obtiene la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico. Así tanto turismos particulares o de servicio público, o furgonetas dedicadas al transporte de última milla y que no quieren verse afectadas por las restricciones al tráfico de algunos ayuntamientos, la adaptación Dual-Fuel les permite entrar en el centro de las ciudades los días con el protocolo de Alta Contaminación.

A todas estas ventajas hay que sumar su amplia red de EES para repostar AutoGas y a las aportaciones en carburante AutoGas que Repsol realiza a los clientes que transformen sus vehículos con esta tecnología, y que oscilan entre 500 y 2.800 euros por vehículo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos