La Justicia italiana ata de manos a la Liga de Salvini al bloquear sus cuentas

Matteo Salvini. /Reuters
Matteo Salvini. / Reuters

Un tribunal de Génova ordena la incautación de 49 millones de euros provenientes de subvenciones electorales gastados de forma irregular

DARÍO MENORCorresponsal en Roma (Italia)

Golpe de la justicia a la Liga, el primer partido en intención de voto en Italia según las últimas encuestas y con cuatro puntos de distancia sobre su socio en el Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas (M5E). Un tribunal de Génova anunció ayer que acepta el recurso de la Fiscalía para proceder a la incautación de 49 millones de euros del partido de Matteo Salvini por las irregularidades cometidas por los anteriores gestores con las subvenciones electorales. La decisión de la Justicia supone un revés para el ministro del Interior, que podría intentar burlar el bloqueo de los fondos cambiándole el nombre a su formación política o, incluso, fundando un partido nuevo que unifique a todo el centro derecha, como le pide su antiguo aliado Silvio Berlusconi. La Liga estudia además acudir al Tribunal Supremo para evitar la parálisis que sufrirá cuando se haga efectiva la incautación de los poco más de 5 millones de euros que tiene ahora mismo en sus cuentas.

Los pufos se cometieron hace diez años cuando la Liga estaba comandada por su histórico fundador Umberto Bossi y se encargaba de la tesorería Francesco Belsito. Ambos fueron condenados en julio de 2017 con una sentencia de primer grado que conllevó la incautación de 3 millones de euros de fondos de la Liga. Se trataba así de recuperar parte de los 49 millones recibidos por la formación política del Estado en concepto de subvenciones electorales que habrían acabado en fondos de inversión en Luxemburgo o dedicados a costear el lujoso ritmo de vida del hijo menor de Bossi, Renzo, también condenado. Se gastó cientos de miles de euros de dinero público en comprarse un automóvil de alta cilindrada y un título universitario falso.

Salvini rechazó cualquier relación con aquellos hechos y reaccionó a la decisión del tribunal presentándose como una víctima de la Justicia. Echó incluso mano de una cita bíblica para advertir: «Temed la ira de los justos». «Trabajo por la seguridad de los italianos y me investigan por secuestro de persona», añadió, haciendo referencia al proceso abierto por la Fiscalía de Agrigento por impedir durante 10 días que desembarcaran en el puerto de Catania los inmigrantes socorridos por una patrullera italiana en el Mediterráneo Central. Consideró luego que el bloqueo de las cuentas de su partido era una respuesta a sus intentos por «cambiar Italia y Europa» y aseguró que seguirá trabajando «aún con más ganas». Se despidió en su nota enviada a los medios diciendo que estaba «cabreado».

El bloqueo de las cuentas de la Liga puede tener consecuencias para el Gobierno italiano. El primer ministro, Giuseppe Conte, dijo que como abogado sabía bien que no debía comentar una sentencia, pero reconoció que resulta «difícil» para un partido desarrollar su actividad política sin dinero. Consideró no obstante que esta situación no tiene por qué afectar al Ejecutivo. En la misma línea se mostró el líder del M5E, Luigi Di Maio, que garantizó que «por su parte» no cambia nada en la alianza con la Liga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos