Canadá da por «concluidas y fracasadas» las negociaciones sobre el CETA con Valonia

Paul Magnette, el ministro presidente Valón/
Paul Magnette, el ministro presidente Valón

La ministra canadiense de Comercio se ha mostrado "muy decepcionada" tras reunirse con el ministro-presidente de esta región belga, la única que frena un acuerdo de libre comercio que aceptan todos los países de la UE

EFEbruselas

La ministra canadiense de Comercio, Chrystia Freeland, anunció hoy "el fin y el fracaso" de las negociaciones sobre la ratificación del acuerdo de libre comercio UE-Canadá (CETA) con la región belga de Valonia, la única entidad que se sigue oponiendo a ese tratado. Freeland abandonó la sede del Gobierno valón en Namur tras reunirse con el ministro-presidente de Valonia, el socialista Paul Magnette, y se declaró "muy decepcionada" por una "oportunidad perdida", indicó la cadena pública francófona RTBF. La cadena pública flamenca VRT también indicó citando a Freeland que las negociaciones habían fracasado.

más información

Los líderes de la Unión Europea (UE) concluyeron hoy una cumbre en la que confiaron que continuasen las negociaciones para lograr "lo antes posible" un acuerdo sobre el CETA, que esperaban firmar el próximo jueves con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Valonia "necesita un poco más de tiempo" para negociar el acuerdo entre Canadá y la UE

respuesta de magnette

La región belga de Valonia necesita "un poco más de tiempo" para negociar el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA), ha indicado su presidente Paul Magnette, que se ha mostrado "sorprendido" por la marcha precipitada de la delegación canadiense.

"La democracia necesita un poco más de tiempo (...) No pedía meses, pero un proceso parlamentario no puede hacerse en dos días", ha asegurado Magnette en una entrevista telefónica con la AFP poco después que Canadá anunciara el fracaso de las negociaciones.

Antes de comenzar esa reunión, Magnette había anunciado a los diputados valones que persistían dificultades en la "declaración interpretativa" propuesta por la Comisión Europea (CE) para aclarar puntos conflictivos en el acuerdo.

Según el presidente regional, el mecanismo de tribunales al margen de los sistemas nacionales de justicia para arbitrar en conflictos estado-inversor seguía siendo un problema, a pesar de que se habían logrado "avances significativos" en cuestiones agrícolas.

"Hay voluntad de avanzar (...) Mantenemos una lógica constructiva", había indicado según la RTBF, al tiempo que precisó que no había logrado "convencer" a sus interlocutores para retrasar la firma del tratado prevista para el 27 de octubre a fin de contar con más tiempo para buscar una solución.

Por su parte, el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, indicó en una rueda de prensa al término del Consejo Europeo que confiaba en alcanzar un consenso "en los próximos días", mientras que el presidente francés, François Hollande, dio de plazo hasta el jueves.

El pasado viernes el Parlamento de Valonia (región francófona de unos 3,5 millones de habitantes que conforma la mitad sur de Bélgica) ya votó en contra de firmar ese acuerdo comercial, momento desde el que se vienen sucediendo reuniones a contrarreloj entre las autoridades federales belgas, valonas y comunitarias.

Bélgica no puede dar su visto bueno al tratado sin el consentimiento de sus regiones, que tienen competencia en este tipo de decisiones que han de tomarse a nivel federal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos