Al menos 30 muertos y 80 heridos en un doble atentado suicida en Kabul

Heridos tras el atentado suicida en Kabul./
Heridos tras el atentado suicida en Kabul.

Los ataques se produjeron cerca del Parlamento afgano y en la sede de la principal agencia de inteligencia del país

EFEkabul

Al menos 30 personas han muerto este martes y otras 80 han resultado heridas en un doble atentado suicida en las inmediaciones del Parlamento afgano, en el oeste de Kabul, según han informado varias fuentes oficiales. "Hasta el momento nuestro balance muestra 30 fallecidos y 80 heridos", ha indicado el portavoz del Ministerio de Salud Pública, Wahidullah Majroh, sobre este ataque en el que perecieron los dos atacantes.

El doble atentado suicida se produjo en torno a las 16.00 hora local en el área de Dar-ul-Aman, donde se encuentran el Parlamento afgano y la sede del Directorio Nacional de Seguridad (NDS, en inglés), la principal agencia de inteligencia afgana.

Una oleada de atentados

Horas más tarde, doce personas murieron en un atentado contra la residencia del gobernador de Kandahar; resultaron heridos el propio gobernador y el embajador de Emiratos Árabes Unidos, Juma Mohammed Abdullah Al Kaabi, y según confirmó el jefe de policía local, Abdul Raziq.

Estos ataques han incrementado la preocupación sobre la inseguridad en Afganistán, donde unos 10.000 soldados estadounidenses ayudan a las fuerzas afganas a combatir a los insurgentes talibanes, además de a los combatientes de las organizaciones yihadistas Al Qaida y Estado Islámico.

Afganistán aplaudió la semana pasada la decisión del Pentágono de desplegar más de 300 marines en Helmand, donde las tropas norteamericanas habían participado en intensos combates hasta que su misión finalizó en 2014.

Los marines llegarán a esa región productora de opio la próxima primavera boreal para cooperar con una misión dirigida por la OTAN en el entrenamiento de fuerzas afganas. Esta ayuda es considerada como una muestra más de que las fuerzas extranjeras están regresando crecientemente al país a medida que el conflicto se agrava.

Afganistán mereció apenas una breve mención en la agria campaña presidencial estadounidense entre Donald Trump y Hillary Clinton, pese a que la situación en este país azotado por la guerra será uno de los temas más urgentes para el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

El director del departamento de Emergencias del Ministerio de Interior afgano, Homayoon Aini, ha explicado que "un atacante suicida detonó su chaleco explosivo justo a las afueras del edificio Al-Haqqi del Parlamento (a dos kilómetros de la sede principal) y fue seguido por un segundo ataque suicida con coche bomba".

El portavoz de la Policía de Kabul, Basir Mujahid, ha confirmado que dos talibanes detonaron sus explosivos en la carretera principal de Dar-ul-Aman cerca del edificio anexo del Parlamento en el que un "gran número de compatriotas han muerto y han sido heridos", entre ellos varios miembros de las fuerzas de seguridad.

Reivindicado por los talibanes

"Un autobús de transporte público, en el que viajaban ciudadanos, ha sido destruido también por la explosión", ha indicado. El portavoz talibán Zabihullah Mujahid se atribuyó el atentado en un comunicado en el que señaló que el primero iba dirigido contra un minibús que transportaba a empleados del NDS.

De acuerdo con la versión de los insurgentes, el segundo ataque suicida, en el que se utilizó un coche bomba, fue dirigido contra los miembros de la fuerzas de seguridad que habían acudido a socorrer a las víctimas de la primera explosión. El grupo insurgente ha ganado terreno desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015 y controlan, según datos de Washington, un tercio del territorio afgano.

Kabul fue el año pasado objeto de varios atentados de gran envergadura, incluido uno en julio contra una manifestación de la minoría chií hazara reivindicado por el Estado Islámico (EI) que causó 85 muertos y 400 heridos, en el peor ataque de este tipo registrado desde 2001.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos