Los feudos de los grandes partidos

Peregrinos en El Rocío, en Almonte (Huelva)./
Peregrinos en El Rocío, en Almonte (Huelva).

El PP reafirma su fortaleza y supera a Ciudadanos en la ciudad donde mejor resultado tuvo el 20-D

MATEO BALÍNMadrid

Fueron los principales feudos de los partidos más votados el 20 de diciembre. Municipios de más de 20.000 habitantes donde PP, PSOE, Podemos y Ciudanos obtuvieron sus mayores porcentajes. Medio año después, los apoyos siguen firmes inquebrantables salvo en Arroyomolinos (Madrid), donde el PP ha superado a Ciudadanos en línea con el resultado nacional.

Lalín, el kilómetro cero del PP

Lalín, capital de la comarca del Deza, está a poco menos de una hora de Santiagoy de Orense y a poco más de una hora de Lugo y de Pontevedra. Ni cerca ni lejos, justo en el centro de la región. No es casual que le conozcan como el kilómetro cero de Galicia y el kilómetro cero, también, del PP. En las generales del 20 de diciembre, el partido de Mariano Rajoy obtuvo el 52,3% de los votos, su récord entre los municipios españoles de más de 20.000 habitantes. Nada extraordinario.

En las municipales del 83, Alianza Popular llegó al 77%. Sin embargo, en los mismos comicios de 2015, por vez primera, una coalición de partidos arrebató al PP la alcaldía. En cambio, la victoria de los 'populares' el 20-D fue abrumadora y sus seguidores se quedaron muy lejos. El Partido Socialista de Galicia obtuvo el 16,5%, Podemos y sus confluencias regionales el 14,6% y Ciudadanos el 8,7%. Seis meses después, las urnas confirmaron la fortaleza del PP, que alcanzó el 57,% (+5,5%), seguido del PSdeG, 15,7%, Podemos y sus confluencias, 12,1%, y Ciudadanos, 9,6%. En suma, el 26-J afianzó el voto del centroderecha en el bastión del PP.

Almonte, el bastión socialista se resiente

En el municipio onubense de Almonte se encuentran la playa de Matalascañas, la aldea de El Rocío y el Parque Nacional de Doñana. Turismo, pasión cofrade y tradición religiosa. En Almonte también se extienden grandes campos de fresas y diversas cooperativas exportadoras que emplean a miles de personas. Este fruto de color rojo brillante, suculento y fragante es el símbolo de esta localidad de 23.000 habitantes, a medio camino entre Sevilla y Huelva.

Y el rojo es, además, el color político predominante. En los comicios del 20 de diciembre fue el municipio de más de 20.000 habitantes en el que Pedro Sánchez consiguió su mejor resultado: un 45,6% de los votos, casi 15 puntos más de la media andaluza y 23 por encima de la media nacional. A gran distancia se quedó el PP, con el 26,1%, Podemos, 13,2%, y Ciudadanos, 8,8%. Medio año después, el escenario electoral ha sufrido leves variaciones: el PSOE logró el 42,8% de los votos (-2,8%), el PP subió cinco puntos, 31%, Podemos, 14,7% (-1,5%) y Ciudadanos, 9,4% (+0,6%).

 Ripollet, Podemos mantiene su feudo

Podemos y sus confluencias conquistaron 43 de los 44 municipios de Barcelona que dominaba el PSC desde 1982. En ninguno obtuvó mejor resultado que en Ripollet (36,15%),un pueblo gestionado por la CUP pero no independentista, obrero pero ya no del PSOE, rojo pero cada vez más morado.

De 37.445 habitantes, esta ciudad obrera del cinturón de Barcelona -dista a 19 kilómetros en carretera-, con una tasa de paro del 16,5% -cinco puntos menos de la media española-, votó de forma mayoritaria a En Comú Podem, 36,1%, seguido del PSE, 20%, Ciudadanos, 16,9%, y el PP, 11,5%. Ayer, la tarta electoral se repartió casi en la misma proporción y los cambios fueron en dos direcciones: el punto y medio que se dejó En Comú Podem (34,4% de los votos) se fue al PSC (21,4%) y los 2,6 puntos que perdió Ciudadanos (14,3%) acabaron en el PP (13,6%).

Arroyomolinos, cambio de color naranja

El pasado 20 de diciembre 11 de los 12 primeros feudos electorales de Ciudadanos, el partido de origen catalán, estaban en el extrarradio de Madrid. Sobre todo en localidades medianas, 'dormitorios' de la capital, con buena calidad de vida y rentas medias que tradicionalmente habían votado al PP. Este es el caso de Arroyomolinos (25.300 habitantes), a 30 kilómetros al suroeste de Madrid y gobernada por el partido naranja desde hace un año tras desalojar al PP después de 16 años.

El padrón sube a un ritmo constante de 50 personas al mes y la media de edad es de 31 años. De los 25 municipios de todo el país en los que ganó el partido de Albert Rivera el 20-D, en Arroyomolinos logró el 31,6% de los votos frente al 29% del PP, el 19,6% de Podemos y el 12% del PSOE. Medio año después las urnas han dado un vuelco y el PP, en línea con el resultado nacional, ha sido el partido más votado con el 36,4% (+7,4%), seguido de Ciudadanos, 28,2% (-3,4%), Unidos Podemos, 18,2% (-1,4%) y PSOE, 13,9% (+1,9%).

 

Fotos

Vídeos