Piragüismo

El K2 de Bouzán y Estomba marca la diferencia en Alar del Rey

Los piragüistas toman la salida. /Antonio Quintero
Los piragüistas toman la salida. / Antonio Quintero

El guipuzcoano y el asturiano se llevan la victoria del Descenso Internacional del Pisuerga

LÍA Z. LORENZOPalencia

El Descenso Internacional del Pisuerga volvió a reunir a cientos de personas que festejaron la salida y la llegada de los palistas, que se enfrentaron a un río muy rápido, con mucho caudal. Los piragüistas salvaron cinco presas –Mave, Becerril, Nogales, la Fábrica de Campos y Canal de Castilla– y diversos rabiones como el del diablo y El Túnel de la Muerte en el Puente de las Monjas de Alar del Rey.

En ese escenario, Borja Estomba y Walter Bouzán marcaron la diferencia con una técnica impecable y una potencia física que dejó atrás a sus rivales en los últimos metros (47:28.03). El guipuzcoano y el asturiano salieron muy fuertes, marcando un ritmo alto para evitar la aglomeración que se dio en el centro del río, donde varias embarcaciones pelearon por hacerse con una buena posición. Junto a ellos se marcharon los hermanos Balboa, que llegaron al Pisuerga tras haberse impuesto al esprint en la Regata Internacional del Carrión en la tarde del miércoles.

Los argentinos están firmando una gran temporada en España y tras quedar cuartos en el Sella, esta semana se han impuesto en el Miño y en Velilla. La batalla estaba servida. Por detrás marchaban Emilio Llamedo y Manuel Herrería, una embarcación con pocos kilómetros, ya que Herrería tuvo que sustituir a última hora a Martínez, compañero habitual de Llamedo. Apenas se habían cubierto los primeros kilómetros, pero estaba claro que estas tres embarcaciones se iban a jugar la victoria final. Los argentinos y la embarcación formada por el guipuzcoano y el asturiano aceleraron para quedarse en un mano a mano que se decidiría en los últimos metros. Los hermanos Balboa y la dupla Bouzán-Estomba marcaban el ritmo por delante, con Llamedo-Herrería remando en solitario en tercer lugar.

Potencia

Tras pasar por el último rabión, la embarcación Bouzán-Estomba aceleró el ritmo para conseguir unos metros de ventaja que fueron definitivos para su ventaja. Sobre el puente de Las Monjas, los espectadores pudieron ver el último intento de los hermanos Balboa por dar caza a los líderes, pero el esfuerzo que hicieron el miércoles en Velilla les pasó factura. Borja Estomba y Walter Bouzán eran los campeones del Descenso Internacional del Pisuerga. Los argentinos levantaron las palas para entrar en línea de meta con un tiempo de 47:36.06. Terceros fueron Emilio Llamedo y Manuel Herrería, que pararon el crono en 49:08.57 y completaron el podio. La prueba del K2 levantó al público, que se acercaba a las orillas para ver las llegadas de las embarcaciones. Pero aún quedaban muchas emociones por vivir en el Pisuerga.

El gran protagonista del K1 fue Guillermo Fidalgo, que ya ganó la pasada edición y que entró en solitario tras una prueba espectacular. El leonés se fue por delante con un ritmo imposible para sus rivales. Su tiempo en meta (50:26:04) fue inalcanzable para Jesús Rodríguez (52:03.51) y para Óscar Hernández (52:40.05). Guillermo Fidalgo llegó a la meta con más de dos minutos de diferencia sobre sus perseguidores. El palista leonés demostró un gran dominio del agua y de las zonas más rápidas y se hizo con una victoria que engorda su palmarés.

En la categoría femenina, la ganadora en K1 ha sido Mariana García, que también repite victoria en el Pisuerga. La asturiana (24:07.25) dominó la prueba desde la salida y rápidamente puso varios metros de distancia con Ana Silva (25:23.87), que terminaría segunda después de medir bien sus fuerzas. El podio lo completó María Ramírez, que supo mantener las distancias con sus perseguidoras tras perder sus opciones de ser segunda (25:45.62).

En el K2, las ganadoras han sido Mirella Vázquez y Silvia González, que se impusieron con mucha comodidad a Blanca Arroyo y Marta Parejo, que terminaron segundas. La dupla formada por Vázquez-González (24:37.35) entró en la meta con más de cuatro minutos de ventaja sobre Arroyo-Parejo (28:52.21). Terceras fueron Teresa Viñas y Emma Villar (39:38.69).

En la categoría K2 mixto, los ganadores fueron Mara Santos y Sergio Negrete, que fueron muy superiores al resto de las embarcaciones que recorrieron el Pisuerga. La palentina se había impuesto esta semana en la Regata Internacional del Carrión, aunque entonces formó pareja con Daniel López. Ayer, junto a Sergio Negrete, subió al primer cajón del podio (19:41.40). En cuanto a clubes, Los Rápidos de Arriondas, con 1.853 puntos, ha sido el gran dominador de la prueba, seguido a mucha distancia por el Club Deportivo Salamanca Canoe Kayak, con 1.065 puntos. Por detrás se sumaron el club Fluvial O Barco, con 878 puntos, y el Club Deportivo Cisne Valladolid, que fue cuarto con 857 puntos. Tras el paso por el agua llego el momento de pisa tierra y empezar a pensar en la próxima edición del Descenso del Pisuerga.