Absoluta

Rubiales confía en que Luis Enrique siga en el cargo

Molina, Luis Enrique y Rubiales, el día de su presentación en Las Rozas/R.C.
Molina, Luis Enrique y Rubiales, el día de su presentación en Las Rozas / R.C.

«Es la persona que queremos que sea seleccionador ahora y en el futuro», aclara el presidente tras reunirse el domingo con el asturiano

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Desde que tuviese que dejar la concentración de la selección en Malta a finales del mes de marzo por un problema familiar grave, Luis Enrique apenas había tenido contacto telefónico con el presidente Luis Rubiales y el director deportivo José Francisco Molina. Aprovechando que el pasado sábado el mandatario tenía que viajar a Barcelona para la entrega del trofeo de la Liga en el Camp Nou ante el Levante, ambos se juntaron con el seleccionador nacional para mostrarle su apoyo total e incondicional en esta situación. «Es la persona que queremos que sea seleccionador ahora y en el futuro», ratificó ante los medios Rubiales después de la Asamblea y dejó claro que en la institución están dispuestos a adaptarse por este caso familiar por lo que esperarán el tiempo que sea necesario mientras Luis Enrique pueda trabajar en la planificación de los partidos con su equipo técnico con Robert Moreno, Rafa Pol, Jesús Casas y Joaquín Valdés que siguen trabajando en las oficinas de Las Rozas bajo las órdenes del asturiano.

Todos ellos, ayudados por la nueva tecnología, siguen preparando los próximos partidos que serán después de que hayan finalizado la competiciones el 7 de junio en las Islas Feroe y tres días después, 10, ante Suecia en el Santiago Bernabéu. De hecho, ahora mismo el estado físico de los internacionales es lo que más le preocupa ya que algunos pueden estar tres semanas sin competir entre el final de los torneos de sus países y el duelo en las islas.

Después de esa concentración parece que Luis Enrique tomará una determinación sobre no si puede seguir hasta la Eurocopa 2020. El siguiente compromiso es en septiembre con duelos ante Rumania en Bucarest y en Gijón, un lugar especial para el técnico. «Estamos muy contentos con él. Hizo un esfuerzo a todos los niveles porque quería ser seleccionador y nosotros también lo hicimos porque queríamos que él fuera el seleccionador», recordó el mandatario sobre el compromiso de ambos.

Y es que el Chelsea le ofreció a Luis Enrique diez millones de euros netos por temporada semanas antes -en febrero- y el técnico lo rechazó pero cuando Luis Rubiales le ofreció el banquillo de España cobrando tres veces menos aceptó. «Partiendo de esa base, hay una situación familiar compleja que debemos respetar todos y ya le hemos transmitido todo nuestro apoyo. Vamos a adaptarnos al ciento por ciento y lo importante es que los dos queramos seguir y creo que ahora mismo es así. Le hemos dicho que esta es su casa».