Regional Preferente

El Villa de Simancas se toma la revancha ante La Cistérniga

Un jugador de La Cistérniga intenta despejar ante el acoso de uno del Villa de Simancas. /H. Sastre
Un jugador de La Cistérniga intenta despejar ante el acoso de uno del Villa de Simancas. / H. Sastre

Los de Simancas fueron siempre por delante en el marcador

ENRIQUE PABLOSValladolid

El Villa de Simancas le devolvió la moneda a La Cistérniga y se impuso en el derbi provincial por dos goles a tres (2-3). Un choque que concluyó con idéntico marcador al de la jornada inaugural del campeonato liguero, aunque en esta ocasión el triunfo se decantó del lado simanquino.

2 La Cistérniga

Cristian, Chacón, Chuchi (min. 69, Canales), Edu, Valdés, Fer, Coly (min. 33, Banzi), Gago, Rodri, Fran y Pablo.

3 Villa de Simancas

Pablo, Zapa, Peque, Rudy, Vitores, Molina, Pérez (min. 76, Fran), Alberto, Suárez (min. 25, Del Barrio, 25), Iván (min. 84, Santos) y Galache (min. 63, Agudo).

Árbitro:
López Lavín (Castilla y León). Amonestó a los futbolistas locales Rodri y Fran, mientras que por los visitantes vieron cartulinas amarillas a Pablo, Albero y Galache.
Goles:
0-1, min. 10, Suárez. 0-2, min. 14, Alberto. 1-2 min. 48, Pablo. 1-3, min. 64, Chuchi (propia puerta). 2-3, min. 77, Fer (Penalti).
Incidencias:
Municipal de La Cisterniga (150 espectadores).

De inicio, los de Pablo Gil saltaron al terreno de juego muy enchufados y pronto vieron como su buen hacer tenía su reflejo en el marcador. Y es que cuando apenas habían transcurrido diez minutos de juego Suárez inauguraba el electrónico tras finalizar una acción a balón parado botada por Galache y que finalmente acabó en el fondo de la portería de Cristian. En un arranque arrollador, el Villa de Simancas siguió mandando sobre el terreno de juego y cuatro minutos más tarde lograba encarrilar el resultado después de que Alberto sacara petróleo de un error defensivo local y que concluyó con el segundo tanto para los visitantes.

Poco después llegaba la jugada desgraciada del partido para los futbolistas de Simancas, ya que el goleador Suárez se tenía que retirar lesionado del terreno de juego siendo trasladado al hospital para la realización de las correspondientes pruebas médicas. Una revisión que por fortuna para el jugador descartó cualquier posible fractura.

Tras el paso por vestuarios, La Cisterniga volvió al césped con mayor intensidad y cuando apenas habían transcurrido tres minutos de la segunda parte Pablo recortaba diferencias en el marcador. Tanto es así, que incluso los locales estuvieron a punto de empatar al enviar un balón a la madera con 1-2 en el electrónico.

Mediada la segunda parte, el Villa de Simancas sumaba el tercero en su casillero particular después de que el local Chuchi anotara en propia puerta. Una acción que amplió la renta visitante y a falta de cuarto de hora para la conclusión el colegiado decretó una pena máxima a favor de La Cisterniga que Fer se encargó de transformar en el segundo para su equipo. En el tramo final del choque, los locales apretaron a su rival y por momentos pusieron en serios problemas al once simanquino, aunque a la postre el partido acabaría decantándose del lado rojinegro.

El Uni, el único que puntúa

En lo que respecta al resto de los representantes de la provincia de Valladolid, el Universitario fue el único en sumar algo positivo en su compromiso del fin de semana al firmar el empate a uno (1-1) en su desplazamiento hasta tierras salmantinas para enfrentarse al correoso Peñaranda. Los de Patricio Valles encajaron un tanto en los instantes iniciales y equilibraron de nuevo la contienda en el minuto 74 por medio de Vara.

En el capítulo de derrotas, el Mojados cayó con contundencia en casa ante el poderoso Béjar (0-3) en un partido en el que los charros apenas dieron opciones a los pupilos de Jaime Bermejo y acabaron haciéndose con los tres puntos en juego.

Por su parte, el Navarrés sucumbió con estrépito en su visita a la cancha berciana del Toralense (5-1). Los de Pedro Calleja fueron siempre a remolque en el marcador y a pesar de anotar su único tanto en la segunda parte por medio de Alvaro los locales fueron muy superiores a los de Nava del Rey.

Por último, el Betis vio como la nieve obligaba a aplazar su compromiso ante el colista, ya que las precipitaciones caídas en la provincia de León en las últimas horas impidieron la disputa de su partido ante el Ejido. Los vallisoletanos no llegaron a viajar debido al mal estado del terreno de juego y ahora tendrán que buscar un hueco en su calendario para la celebración del choque, aunque todo parece apuntar a que se podría jugar en el mes de febrero.