BALONCESTO

La marcha de Sango Niang obliga al Chocolates Trapa a buscar otro base

SAngo Niang, en el primer entrenamiento de la temporada del Chocolates Trapa./MARTA MORAS
SAngo Niang, en el primer entrenamiento de la temporada del Chocolates Trapa. / MARTA MORAS

El senegalés se trasladará a Estados Unidos para centrarse en su recuperación

Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPalencia

El senegalés Sango Niang ha llegado a un acuerdo con el Chocolates Trapa para desvincularse del equipo y abandonar la disciplina a las órdenes de Carles Marco. El que fue mejor base de la pasada temporada con el Zamora en LEB Plata ha hecho las maletas, rumbo a Estados Unidos, para curarse allí de su lesión. «El jugador nos comunicó que prefería irse del equipo para centrarse en su recuperación. La verdad es que ha sido por mutuo acuerdo, lo habíamos decidido entre las dos partes y al final hemos llegado al acuerdo de la rescisión», señaló ayer el presidente del Palencia Baloncesto, Gonzalo Ibáñez.

Poco ha podido disfrutar la afición palentina del talento del jugador africano. Exactamente dieciséis días y dos partidos de pretemporada. Niang defendió la camiseta del Chocolates Trapa ante el Estudiantes y ante el Tizona, encuentro en el que se lesionó. «Sufrió un golpe en el muslo, que al principio parecía el típico bocata, pero tenía un poco de sangre y se complicó. Ha sido un poco imprevisible esa lesión. La semana pasada parecía que iba a ser largo y esta semana iba algo mejor, pero viendo que ha sido todo un poco imprevisible, pues ha decidido irse a Estados Unidos para recuperarse tranquilo. No tiene equipo ni nada, solo va para curarse», afirmó.

Lucas Antúnez, de complemento a segundo base

Lucas Antúnez, hijo del reconocido jugador José Miguel Antúnez, aterrizó en Palencia para ser el tercer base del conjunto palentino. El jugador, de 25 años, se formó en las categorías inferiores del Estudiantes y después militó en Estados Unidos, primero en la NJCAA y después en la NCAA. «Lucas está mejor de lo esperado. En un principio era el complemento a los dos bases, él podía jugar de base y de escolta, y ha suplido muy bien la falta de Sango, jugando como segundo base, pero aún así tenemos que ayudarlo en esa posición», señaló el presidente, Gonzalo Ibáñez.

«Es una pena que se vaya y que no hayamos podido ver el nivel que tiene. Se lesionó tan pronto en la pretemporada que es y será siempre una incógnita el nivel que nos podía haber aportado este jugador», reconoció el presidente. Tanto el club como la afición estaban muy ilusionados por ver en acción a este fichaje, que llegaba para ser el segundo base, ayudando a Dani Rodríguez en la posición de uno.

El mismo jugador mostraba la misma ilusión el día que arrancó la pretemporada del conjunto palentino. «Tengo grandes expectativas para este año y creo que puedo competir bien con el equipo. Voy a aprender muchas cosas, solo tengo que confiar en mi mismo y que me den la oportunidad de demostrarlo», señalaba Sango Niang el día de la presentación del equipo. Mes y medio después de estas declaraciones y sin haber disputado ningún partido oficial, hace las maletas.

La lesión, la falta de minutos y el carácter introvertido del jugador han sido claves para su marcha, dejando al conjunto palentino cojo de nuevo. Hace menos de una semana, a punto de jugarse la segunda jornada liguera, se anunciaba el fichaje del pívot Felipe Dos Anjos, que completaba la plantilla. Pues otra vez, la directiva morada y el cuerpo técnico tendrán que ponerse manos a la obra para encontrar al mejor base disponible para estar, cuanto antes, a las órdenes de Carles Marco.

«Buscaremos un sustituto ahora en el mercado a ver qué hay y cuándo lo podemos traer. Lo intentaremos lo antes posible, pero todo en función del mercado. No queremos hacerlo corriendo y que no nos ofrezcan garantías, lo importante es que sea un fichaje con garantías», reconoció Ibáñez, que bien sabe que las prisas no son buenas. «La idea es que la plantilla la conformen los once jugadores que habíamos decidido inicialmente, por eso buscaremos recambio para Sango Niang», añadió convencido.

Sobre el inicio liguero tan convulso, con fichajes que no llegan a tiempo, otros que se van antes de haber debutado en partido oficial, el presidente del Palencia Baloncesto le quitó hierro al asunto. «Son cosas que pasan a lo largo de la temporada, son contratiempos que unas veces te pasan muchos en la misma temporada, otras no te pasan nunca, depende de años y de lo gafado que estés», concluyó.