Los críticos destacan mucha variedad y poco riesgo en la Seminci

Jon Apaolaza, Conchita Casanovas, Miguel Anxo Fernández, Angélica Tanarro y Mikel G. Gurpegui. / Henar Sastre

Los críticos analizan el amplio abanico de propuestas y el nivel de calidad medio-alto de la Sección Oficial

Samuel Regueira
SAMUEL REGUEIRAValladolid

Como cada año al término de la Seminci, los críticos que, día a día, se han limitado a poner, en la mayoría de los casos, un número como somero resumen de semanas de rodaje, comparten sus impresiones e inquietudes más profundas sobre aquellas películas que, para bien o para mal, les han causado una notable impresión, y también del festival. Todos coinciden en señalar la variedad de perspectivas que se han podido ver a lo largo de la 63ª edición en la Sección Oficial, de un nivel global medio-alto; si bien advierten que el riesgo en el grueso de las propuestas, tanto a la hora de apostar por nuevos talentos como por logradas e insólitas películas, también podría ser mayor.

«Sigue la misma línea del año pasado, no hay mucha diferencia», señala Miguel Anxo Fernández, entusiasmado ante la originalidad, sobre todo en maquillaje, de 'Border', o la audacia de 'Ága' y la secuencia única de 'Utoya'; y convencido de que «el cine español, quizás 'Jaulas', se llevará algo». Conchita Casanovas encuentra «deslumbrante» 'La mujer de la montaña: «Los islandeses nos dan una lección de cómo renovar en el cine». Su apuesta apunta a 'La quietud' y, más concretamente, al trabajo de sus actrices, en especial Graciela Borges, sin dejar de señalar también «la personalidad de 'Jaulas'» e incidir en que el Festival «puede, y debe, asumir más riesgos».

Por su parte, Mikel Gurpegui vuelve a señalar 'Border': «Es la que más me ha sorprendido», si bien considera 'Jaulas' un filme fallido y se lamenta de que un año más, «pese a un nivel variado y de cierta calidad nos sigue faltando la cinta espectacular que estamos esperando». Angélica Tanarro, entre los riesgos que más ha aplaudido, señala la destreza narrativa de 'The Guilty' y la estética de 'Ága', la imprevisibilidad de 'Border' y 'La mujer de la montaña', y apuntó a que, pese a que la ostentada presencia femenina en Sección Oficial del pasado año ha disminuido notablemente, «el Festival está haciendo un esfuerzo visible por compensar con sus mesas redondas sobre la mujer en el cine o produciendo».

En último término, Jon Apaolaza señala la confluencia del cine de autor con el de género en varios títulos, y se declara seducido por 'La caída del imperio americano'. Además, deja un recado para futuras ediciones del Festival: que se esfuerce en traer representantes de todas las películas aspirantes a la Espiga que defiendan su trabajo en Valladolid. Dicho queda.

Temas

Seminci

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos