«La música de Victoria no permite engaños, requiere calma e introspección»

Christoph König, director alemán. /El Norte
Christoph König, director alemán. / El Norte

Christoph König vuelve a sus orígenes de niño cantor con un programa a capella al frente del Coro de RTVE

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

No conocía la música de Tomás Luis de Victoria y el maestro Christoph König (Dresde, 1968) se ha llevado una grata sorpresa. «Qué alegría descubrir algo de tanta calidad y talento. No se puede conocer todo el repertorio, es inmenso. Por eso es aún tan grato hallar músicas como estas», dice la batuta que dirigirá al Coro de RTVE en este Abvlensis.

Además ha encontrado otra conexión personal con el compositor renacentista español. «Yo empecé a cantar en el Coro de Santa Cruz, en Dresde, a los ocho años y seguí hasta los 18. Esa fue mi primera formación musical y Tomás De Victoria hizo lo mismo en el coro de la Catedral de Ávila».

El programa que abordará el coro más grande que ha participado en el festival hasta la fecha tiene como obra principal la de una grabación de este Coro en 1974, como «pionero de la defensa del catálogo nacional», apunta la organización. Será el 'Officium Defunctorum', un réquiem que compuso De Victoria en 1603 en honor a la emperatriz María de Austria, al poco de morir. Es una obra a seis voces que consta de diez secciones, ya que el compositor añadió tres a las que habitualmente forman la misa. «El Coro está superdotado para este repertorio. Es música universal en una partitura muy clara, todo está escrito».

Aunque quizá lo difícil sea imbuirse del tono fúnebre en pleno relajo estival. «Tengo la impresión de que hoy en día para que algo funcione tiene que llamar la atención, necesita colores vivos. Como un dentífrico en el súper, tiene que distinguirse de otros 50 que le rodean. En la música clásica es más difícil que funcione ese método aunque también se transita ese camino de vez en cuando. Hay gente que tiene éxito eligiendo tempos más rápidos, haciendo cambios de dinámicas más abruptos, cosas para llamar la atención. Pero es difícil con la música renacentista y con Tomás Luis de Victoria. Entiendo que la prisa y llamar la atención se traduce en dinero, pero la música de la que hablamos requiere calma, lentitud, paciencia, introspección. Quizá hay que aguantar dos compases de aburrimiento antes de llegar al éxtasis del pop-rock o el propio Beethoven. La obra de Tomás Luis de Victoria es meditativa, más cercana al alma y a la verdad de la vida».

König, que ha ocupado los podios como titular de los Soliestes Européens (Luxemburgo) o Sinfonica do Porto Casa da Musica, lleva dos décadas dedicado al repertorio sinfónico y lírico. «Dirijo coros con orquestas en las grandes obras sinfónico-corales dos o tres veces al año. Pero hace veinte años que no dirijo coros a capella. Será un desafío y una alegría».

Será el último concierto del VIII Abvlensis. El Coro de RTVE cantará el 'Officium defunctorum' que en 1974 grabó para Hispavox a las órdenes de Alberto Blancafort. Aquel disco incluía otras obras del compositor abulense. El concierto será grabado por Radiotelevisión Española para emitirlo en 'Los conciertos de La 2' y publicarlo en forma de dvd con el sello Warner.