El PP rehace las listas del 10-N en cinco provincias de Castilla y León y el PSOE, en Zamora

Mesa con papeletas al Congreso y al Senado en un colegio electoral el pasado 28 de abril. /L.P. / Ical
Mesa con papeletas al Congreso y al Senado en un colegio electoral el pasado 28 de abril. / L.P. / Ical

Una veintena de formaciones pugnan por las 31 plazas de diputados y las 36 de senadores que decide Castilla y León

Susana Escribano
SUSANA ESCRIBANO

De plantear apenas 'retoques' a meter el bisturí. El PP de Castilla y León ha aprovechado la repetición de elecciones en noviembre para rehacer en cinco provincias las candidaturas con las que concurrió a las elecciones generales del 28 de abril, unas listas con las que cosechó la primera derrota tras tres decenios de victorias consecutivas. Una suerte de segunda oportunidad ocho meses después de un resultado que dejó en Castilla y León 12 escaños en el grupo socialista del Congreso (tenían 9), 10 en el popular (tenían 18), 8 en el de Ciudadanos (tenía 1) y uno para Vox, que se estrenaba. Podemos perdió los tres que tenía. El reparto en el Senado pasó de 27 senadores delPP y 9 del PSOE a 17 populares y 19 socialistas.

El Boletín Oficial de Estado (BOE) publicó ayer todas las listas que aspiran a obtener escaños en el Congreso y el Senado el 10 de noviembre y la fotografía que ofrece de las populares arroja cambios sustanciales en Valladolid, León, Soria, Segovia y Ávila. El PSOE, que ganó esos comicios en Castilla y León, mantiene en bloque las suyas, pero ha movido la cabecera de la lista zamorana al Congreso, desplazando a Mar Rominguera del puesto garantizado de salida y situando en su lugar a Antidio Fagúndez, secretario provincial y exsenador autonómico, que fue candidato a alcalde de Zamora en mayo con un resultado pobre.

Otro candidato a Alcaldía de capital que no logró el objetivo y aspira a ser parlamentario es el leonés Antonio Silván, cabeza de lista al Senado por León, provincia donde el escrutinio de la noche del 28 de abril aplicó a los populares un riguroso varapalo. El exconsejero de la Junta contó con el apoyo expreso de Alfonso Fernández Mañueco para dar el salto a la política nacional. El máximo responsable del PP de Castilla y León valoró del leonés que es «una persona con fuerza electoral». Antonio Silván desplaza al segundo lugar a Javier Santiago, senador único del PP tras el 28-A, y sale de la candidatura Esther Muñoz, que no logró escaño en abril y trabaja ahora como asesora del presidente de la Junta. El partido cambia también a la cabeza de lista al Congreso. Carmen González Guinda intercambia lugar en la lista con el que fue de dos en abril, José Miguel González.

UPL, Por Ávila y PPSO buscan billete a Madrid en las urnas

Las cabinas electorales de Ávila contarán con la papeleta de Por Ávila, vía de agua que le salió al PP en diciembre y que se hizo en mayo con la Alcaldía abulense y un escaño en las Cortes autonómicas. En León (y en Salamanca y Zamora) habrá opción de votar al Congreso y al Senado a la Unión del PuebloLeonés. UPL reintenta el salto a Madrid, con el actual procurador en las Cortes, Luis Mariano Santos. También persiste en el empeño la Plataforma del Pueblo Soriano (PPSO), que se nutre de exdirigentes del PP, en una circunscripción con solo dos diputados en juego, lo que hace tremendamente complicado variar el reparto habitual de un diputado para el PP y otro para el PSOE. En la PPSO sale de la lista al Senado la exvicepresidenta de la Junta de Castilla y León, María Jesús Ruiz, y toma el relevo Adolfo Sáinz, que fue hasta antes del verano portavoz del PP en el Ayuntamiento de Soria.

La terna de candidatos municipales capitalinos reconvertidos en aspirantes a parlamentarios nacionales la completa el segoviano Pablo Pérez Coronado, que desplaza como número dos al Senado al exprocurador Juan José Sanz Vitorio. El PP rehace también la lista al Congreso. Relega a Beatriz Escudero al segundo lugar y coloca en cabeza de la misma a Jesús Postigo, en una candidatura de la que sale la periodista Raquel Sanz, viuda de torero Victor Barrio y que fue la incorporación novedosa en abril.

Valladolid es una circunscripción en la que el PP introduce importantes cambios. El único senador que obtuvo la formación en abril, José Ángel Alonso, pasa a ocupar el hueco que deja como cabeza de lista al Congreso la exministra Isabel García Tejerina, que vuelve a la candidatura de Madrid. La vacante de Alonso en la lista al Senado la ocupa la exconcejala Mercedes Cantalapiedra, que no entró en la lista al Ayuntamiento ni a las Cortes en mayo, y el alcalde Simancas, Alberto Plaza, sustituye a Miguel Ángel Cortés, que no logró acta en abril. El abulense cuenta con el respaldo de Génova y quedó fuera de la carrera de la presidencia de la Diputación de Valladolid en el enrevesado proceso de presiones internas que conllevó la salida de la institución provincial de Jesús Julio Carnero, presidente del PP vallisoletano y hoy consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

Los populares también cambian la lista soriana al Senado, imponiendo como cabeza de lista a María José Heredia, exdelegada de la Junta, que desaloja a Laura Prieto. Desaparece de la candidatura Mar Angulo, que se quedó sin escaño en abril.

Y en Ávila, desaparece del segundo puesto (tradicionalmente consolidado en escaño para el PP hasta el 28-A) José Ramón García Hernández. El saliente fue diputado hasta marzo y disputó la presidencia del PP a Pablo Casado en las primarias que ganó este último.

En Zamora, Elvira Velasco asciende al primer puesto de la lista al Congreso, en sustitución de Isabel Blanco, desde julio consejera de Familia e Igualdad de Castilla y León y la expresidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo ocupa el tercer puesto en lugar de Clara San Damián, hoy delegada de la Junta en Zamora.

Unidas-Podemos aprovecha para reconfigurar su lista en Valladolid. Sale de la misma Juanma del Olmo, al que era complicado ver por la capital del Pisuerga. Le sustituye Marta Santos. Los tres escaños morados logrados en Valladolid, Burgos y León en 2016 se esfumaron en abril.

Una sopa de letras

Son los cambios más visibles que traslada el BOE entre la veintena de partidos y coaliciones que concurren a las generales en Castilla y León. A las formaciones que 'tocan' escaño se suman otras como los animalistas del Pacma; de ideología comunista como el Partido Comunista de los Trabajadores de España o el Partido Comunista Obrero Español; Recortes Cero, coaligado en algunas provincias con los verdes, el Partido Castellano y Tierra Comunera; Por unMundo más Justo; Falange Española; el Partido Libertario; Unión Regionalista; los leonesistas UPL y Prepal; Contigo Somos Democracia o el Partido Demócrata Social de Jubilados Europeos; a los que se suman los provinciales Por Ávila y la Plataforma del Pueblo Soriano.