Milagros Marcos y Alicia García cesarán como consejeras, pero seguirán en las Cortes

Milagros Marcos (izquierda) y Alicia García, en la rueda de prensa posterior a un consejo de gobierno./Miriam Chacón-ICAL
Milagros Marcos (izquierda) y Alicia García, en la rueda de prensa posterior a un consejo de gobierno. / Miriam Chacón-ICAL

Fomento asumirá la cartera de Agricultura y Ganadería tras la inminente reordenación del gobierno autonómico

Arturo Posada
ARTURO POSADAValladolid

La Junta de Castilla y León perderá dos consejeras esta semana. Las titulares de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, y de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, tendrán que abandonar sus cargos en el gobierno regional una vez que el Partido Popular presente formalmente las listas de las candidaturas al Congreso de los Diputados, aunque seguirán como procuradoras en las Cortes regionales.

La salida de García y Marcos de la Junta de Castilla y León llevará al presidente autonómico, Juan Vicente Herrera, a efectuar una reordenación de su gabinete. Según explican desde la sede del gobierno regional, no se prevé el nombramiento de nuevos consejeros sino que la responsabilidad de las carteras vacantes recaerá en otros integrantes del Ejecutivo autonómico. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, dirigida por Juan Carlos Suárez-Quiñones, asumirá las competencias de Agricultura y Ganadería, según confirman en la Junta.

«Tampoco supondrá una gran revolución porque continúan todos los altos cargos de la consejería. En el caso de Agricultura y Ganadería, está Jorge Llorente como viceconsejero y el resto de altos cargos. La dinámica de trabajo continúa», apuntan desde Presidencia.

Juan Vicente Herrera tendrá que nombrar también un consejero portavoz ya que actualmente esa responsabilidad recae en Milagros Marcos. El vicepresidente autonómico y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ya ocupó este cargo entre los años 2007 y 2015. Actualmente, De Santiago-Juárez es también el jefe de campaña de Pilar del Olmo, consejera de Economía y Hacienda y candidata a la alcaldía de Valladolid por el PP, una situación que complicaría sus funciones como recuperado portavoz del gobierno regional. Otro de los nombres apuntados para ejercer estas funciones de portavocía es el del consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo.

ElPP anunció el pasado viernes que Milagros Marcos encabezará la lista del partido por Palencia y que Alicia García será la número uno en la candidatura popular al Congreso por Ávila. Las dos consejeras ya participaron el pasado sábado junto al presidente del partido, Pablo Casado, en el acto de presentación de todos los cabezas de lista del PP al Congreso de los Diputados con vistas a las elecciones generales del próximo 28 de abril.

Fecha tope: 25 de marzo

Milagros Marcos y Alicia García aún no tienen constancia de cuándo formalizará el PP las listas con las candidaturas en la Junta Electoral, pero la fecha tope que se maneja en el partido es el lunes 25 de marzo. Un día antes de la proclamación de las listas al Congreso, las dos políticas ya tendrán que estar liberadas de sus responsabilidades como consejeras en la Junta para no incurrir en las incompatibilidades previstas por la ley.

Sin embargo, Marcos y García sí podrán seguir como procuradoras en las Cortes de Castilla y León hasta el final de la legislatura. «Tendrían que renunciar al acta como procuradoras el día antes de tomar posesión como diputadas, pero eso no se va a producir. Como las Cortes se disolverán a finales de este mes, no van a tener ese problema», explican fuentes parlamentarias.

La procuradora popular Isabel Blanco, cabeza de lista del PP al Congreso por Zamora, y el socialista José Luis Aceves, que encabeza la lista del PSOE a la cámara baja por Segovia, también podrán seguir como procuradores en las Cortes.

Al quedar desprovistas de su condición de consejeras, Marcos y García abandonarán también la bancada azul reservada a los miembros del gobierno regional en el hemiciclo y ya no podrán contestar preguntas de la oposición referidas a sus departamentos.

Por otra parte, la Consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, tendrá que decidir cuándo dice adiós a sus responsabilidades en el gobierno regional para dedicarse de lleno a la campaña electoral para la alcaldía de Valladolid. Aunque la ley no marca plazos, su idea es dejar la Junta a finales de abril o principios de mayo.

Finalmente, Del Olmo no formará parte de las listas que elabora el Partido Popular para el Senado, ni tampoco lo hará el candidato al Ayuntamiento de Segovia, Pablo Pérez. En cambio, sí entrarán la candidata del PP para el consistorio de Soria, Yolanda de Gregorio, y los actuales alcaldes de León y Burgos, Antonio Silván y Javier Lacalle. En estos casos, no existen incompatibilidades legales para compaginar los cargos, como sí sucede con el Congreso.

Ley de Conciliación

Alicia García declaró en Ávila que le habría gustado llegar como consejera en el último pleno de las Cortes, que tendrá lugar la próxima semana. «De esta manera podría presentar la Ley de Conciliación por la que tanto he trabajado, pero el destino es así y a veces es caprichoso», dijo la todavía titular de Familia e Igualdad de Oportunidades.

García valoró su experiencia en política local y regional con vistas a la candidatura a la Cámara Baja, informa Isabel Martín. De su paso por la Junta de Castilla y León, Alicia García se lleva «la forma de trabajar» y la importancia de rodearse de «buenos equipos», así como la «parte reivindicativa» ejercida en el Gobierno regional, independientemente del color político y siendo «coherente». La candidata del PP de Ávila al Congreso considera significativo el hecho de «poder representar un proyecto colectivo» –frente a otros «individualistas» que asegura detestar–, y trabajar «teniendo a Ávila en el corazón».

Por otra parte, la recién nombrada candidata como número uno al Congreso de los Diputados por Palencia, Milagros Marcos, consideró en Salamanca «un gran reto» su paso a la política nacional para «defender los intereses del campo» tras «ocho meses de gobierno socialista del señor Sánchez en los que se ha dejado de hablar de la PAC y ha desaparecido del proyecto de presupuestos toda la financiación que llegaba al campo de Castilla y León, incluso la que estaba comprometida y firmada por la anterior ministra», recoge Ical.