El ahorro económico y de tiempo, principales ventajas de la mediación judicial

La vocal del CGPJ, Concepción Sáez, y la procuradora Nuria Calvo intervienen en el VII Ciclo de Justicia 'El Norte de Castilla' celebrado en Zamora. /Mariam A. Montesinos
La vocal del CGPJ, Concepción Sáez, y la procuradora Nuria Calvo intervienen en el VII Ciclo de Justicia 'El Norte de Castilla' celebrado en Zamora. / Mariam A. Montesinos

La vocal del Consejo General del Poder Judicial, Concepción Sáez, y la procuradora Nuria Calvo participan en el Ciclo de Justicia de El Norte de Castilla en Zamora

ALICIA PÉREZZamora

El ahorro económico y de tiempo son algunas de las ventajas de la mediación judicial, un instrumento que se puede y se debe utilizar en los procedimientos judiciales aunque no en todos los casos ni supuestos. «Meterse en un juicio verbal supone desvelos, gastos desde el punto de vista del ciudadano y desde el punto de vista de la justicia, cada juicio a la administración le cuesta un dinero, más allá del tiempo que además es preciso invertir», ha explicado la vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Concepción Sáez, en la mesa de debate del VII Ciclo de Justicia de El Norte de Castilla que se ha celebrado esta tarde en Zamora bajo el título 'La mediación familiar'.

La vocal del Consejo General del Poder Judicial, que forma parte del grupo de mediación de este organismo para impulsar y promover la mediación interjudicial en todos los órdenes judiciales, ha explicado que es una herramienta más con la que cuenta la cartera de justicia para mejorar el sistema judicial e incrementar su calidad.

A través de la mediación, las personas que intervienen en el proceso se constituyen en el centro del procedimiento y resuelven por sí mismas el conflicto, lo que promueve una justicia «de mayor calidad y más humana», según ha destacado en el salón de actos del Consejo Consultivo de Castilla y León. El pasado 11 de enero, el Consejo de Ministros aprobó un anteproyecto de ley de impulso a la mediación, con el que se pretende impulsar este sistema en el ámbito civil y mercantil.

En este sentido, Concepción Sáez ha considerado que la mediación podrá dar resultados cuantitativos interesantes para desatascar los juzgados aunque, por encima de este aspecto, ha subrayado que es una forma de mejorar la calidad de la justicia que se llevan los ciudadanos cuando acuden a los tribunales.

«En muchas ocasiones no van a tener necesidad de acudir a los tribunales en determinadas materias porque lo van a poder hacer ellos solos y en otras materias el propio juez puede considerar que efectivamente las partes pueden estar en condiciones de llegar a un acuerdo por sí mismas», ha destacado.

El papel de los abogados

También ha enfatizado el hecho de que en la mediación no hay perdedores, sino que todos ganan porque el acuerdo se adopta a conveniencia de las partes. «Cuando uno tiene un problema lo suyo es hablarlo con la persona que te está causando el problema y tratar de ver cuál es el origen de ese problema y cómo lo solucionamos», ha señalado minutos antes de participar en la jornada, que también ha contado con la presencia de Nuria Calvo, procuradora, mediadora y directora técnica y académica de Procumedia Gestión de Conflictos.

Nuria Calvo considera que es necesario ir a juicio cuando se han agotado todas las posibilidades que el ordenamiento judicial permite utilizar a los ciudadanos. Es el abogado, según la experta, quien tiene que orientar a sus clientes para intentar utilizar técnicas como la mediación, el arbitraje o la conciliación antes de acudir a la vía judicial.

«La mediación viene para ser el futuro del arreglo de los acuerdos y la búsqueda de acuerdos pasa por la responsabilidad de las partes a través del asesoramiento de sus letrados», ha asegurado en el Ciclo de Justicia celebrado en Zamora, que cuenta con el patrocinio del Banco Santander y Registradores, así como los consejos de la Abogacía y los Procuradores, y las universidades de la comunidad. La procuradora cree que es muy importante que los abogados se formen en mediación para saber que los clientes pueden servirse de ella «de una forma eficaz y que el conflicto se resuelva de una forma positiva».