La cárcel de Ávila, entre las posibles opciones para encarcelar al cuñado del Rey

Interior de la prisión de Bieva, en Ávila./David Castro
Interior de la prisión de Bieva, en Ávila. / David Castro

En la prisión de Brieva han cumplido también sus penas el exdirector de la Guardia Civil, Luis Roldán, o la terrorista Idoia López Riaño, alias 'la Tigresa'

PAULA VELASCOÁvila

El Centro Penitenciario de Brieva, situado en la localidad que lleva el mismo nombre, a solo cuatro kilómetros de la ciudad de Ávila, se baraja como posible centro donde podría ingresar Iñaki Urdangarin, marido de la Infanta Doña Cristina, acusado por el Caso Noós, por el que ha sido condenado a una pena de cinco años y diez meses de prisión.

Este centro abulense de reclusas, todas mujeres, también fue conocido en su momento por ser la prisión donde cumplió condena el ex director general de la Guardia Civil, Luis Roldán. Este fue condenado a treinta años de prisión por diferentes delitos económicos durante el tiempo que desempeñó cargos públicos. En el último puesto, como director del Instituto Armado, según la sentencia que le condenó se apropió de cerca de diez millones de euros. En su momento, además, según informaron algunos medios de comunicación, fue el único hombre que cumplió condena en la prisión de mujeres de Brieva.

La exedil socialista Isabel García Marcos, condenada por el Caso Malaya, también ingresó en esta prisión en enero de 2016 por un delito de cohecho continuado. El caso Malaya fue el nombre con el que se designó a la operación contra la corrupción urbanística en España, que tuvo como foco ciudades como Marbella. La condena a García  Marcos se tradujo en tres años y medio de prisión, 700.000 euros de multa y siete años y medio de  inhabilitación de empleo o cargo público electo.

Igualmente, el pasado mes de mayo, el centro fue noticia debido a la muerte de la yihadista Samira Yerou, que falleció en su celda. Conocida como la 'madre yihadista' fue detenida el 23 de diciembre 2014 en Turquía cuando trataba de viajar a Siria con su hijo, que entonces tenía 3 años, para unirse al Estado Islámico. Tras su detención, a finales de 2016, firmó un acuerdo de conformidad en el juicio celebrado en la Audiencia Nacional, lo que le sirvió para ver rebajada la pena de 9 años solicitada por el fiscal, a los cinco años de cárcel que aceptó. Yerou, que llegó a incitar a su hijo a decir frases como «degüello al policía», reconoció los hechos en aquel momento y dijo arrepentirse de todo lo que hizo. 

Por otro lado, en esa misma prisión abulense cumplió su pena la terrorista Idoia López Riaño, alias 'la Tigresa', donde cumplió condena como responsable de veintitrés asesinatos cometidos por la banda terrorista ETA.

El centro, cuya construcción data del año 1989, tiene una superficie construida de más de 43.000 metros cuadrados y cuenta con 162 celdas, más dieciocho complementarias. Según los últimos datos del mes de mayo, allí se encuentran cerca de cien internas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos