La hostelería vallisoletana despide a Javier Sinovas, propietario de La Buena Moza

El funeral ha tenido lugar este domingo en la iglesia Sagrada Familia

EL NORTEVALLADOLID
Funeral del hostelero Javier Sinovas. / G. Villamil/
Funeral del hostelero Javier Sinovas. / G. Villamil

El mundo de la hostelería se ha dado cita este domingo por la mañana, a las 11:00 horas, en la iglesia Sagrada Familia, en la calle Capuchinos, para despedir a Javier Sinovas, propietario de La Buena Moza y antes de La Taberna del Hidalgo, quien fue hallado muerto el pasado viernes en su domicilio, poco después de las cuatro de la tarde.

El presidente de la asociación de hostelería de Valladolid, Jaime Fernández, encabezó una representación del sector de la ciudad, que quiso despedir a uno de los empresarios más activos de la hostelería local (fue uno de los impulsores de la Feria de Día, del concurso de pinchos y del certamen nacional de tapas).

Muestra de su trabajo e implicación en la vida vallisoletana fue la presencia en el funeral del delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano; el alcalde, Javier León de la Riva; o el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, entre otras autoridades, familias y amigos. También hubo representación de las directivas de los clubes de rugby de Valladolid, deporte del que Sinovas conocido por sus amistades como el Pilas era aficionado.