El informe forense indica que la niña Sara falleció «a golpes contra una superficie plana»

Los agentes conducen a Roberto H. H. esposado después de registrar el domicilio familiar./
Los agentes conducen a Roberto H. H. esposado después de registrar el domicilio familiar.

Se demuestra que la muerte «no fue accidental»

J. S.Vallladolid

La Audiencia de Valladolid ha decidido que la madre de Sara, la niña de 4 años que murió a golpes el pasado 3 de agosto, siga en la cárcel al haber indicios para imputarla por la muerte de la pequeña, junto a su novio, también en prisión y principal sospechoso de que Sara falleciera de «varios golpes en la cabeza» contra una superficie plana, en una «acción homicida», no accidental, que le causó la muerte, y que presumiblemente fueron provocados en la misma mañana –presentaba otras lesiones antiguas– en la que los médicos la encontraron en parada cardiorrespiratorio.

Dichos golpes, según las conclusiones de los especialistas, que descartan que pudieran ser accidentales, «fueron provocados bien con un objeto plano bien contra una superficie plana», según explicaron ayer las fuentes jurídicas del caso consultadas, que apuntan a que el informe también es claro a la hora de recoger que la pequeña sufrió abusos sexuales aquella mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos