Uno de los cuatro toros que entraron por las calles de Medina del Campo sufrió un ataque al corazón debido al agotamiento

fotogalería

Uno de los toros que protagonizaron el encierro. / FRAN JIMÉNEZ

  • La alcaldesa pide disculpas a los medinenses a través de las redes sociales

Los dos kilómetros de más que recorrió durante este sábado uno de los novillos del tercer encierro tradicional de Medina del Campo le pasaron factura. Tal es así que el animal cayó desplomado en las proximidades del Camino de Velascálvaro. Los vecinos que estaban en esta zona no dejaban de inmortalizar con sus teléfonos móviles la escena, que la alcaldesa Teresa López lamentó a través de su perfil público en una red social en la que pidió disculpas a todos los vecinos y aseguró que «evidentemente tampoco estoy satisfecha de lo ocurrido pero quiero decir que ninguno de los toros dio muestras en el campo de estar tan cansado».

  • Cuarto encierro en las fiestas de Medina del Campo (Valladolid)

Según el parte clínico realizado por los veterinarios del coso, el astado sufrió un ataque al corazón.

Cuatro de seis

Teniendo en cuenta la bravura de las reses, el plante de la alcaldesa y las advertencias que el concejal de Festejos realizó en la primera reunión de coordinación después del primer encierro, las estadísticas de las reses encajonadas en el coso del arrabal no están mal. Durante el primer encierro fueron dos los toros que desfilaron por las calles y cuatro en los dos encierros siguiente. Esta misma cifra es la que también se produjo en la suelta en conmemoración del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa.

Ayer una vez más los corrales abrieron sus puertas de par en par para que seis novillos pertenecientes a la ganadería de los Hermanos Ozcoz recorrieran los más de dos kilómetros del trayecto campero. Según Magro la manada salió hermanada pero a los pocos minutos se partió cuando el grueso de las reses decidieron emprender el camino de manera contraria a la villa.

«Ha sido complicado pero a pesar de eso durante el recorrido campero hemos podido ver las típicas estampas de la manada hermanada y arropada por los caballistas» comentó Magro, quien detalló como tres cuartos de hora después del inicio del encierro, uno de los novillos tuvo que ser inmovilizado en las inmediaciones de un pinar.

El domingo a partir de las nueve de la mañana de celebrará el cuarto encierro, suelta que de manera habitual cuenta con un multitudinario público y una participación masiva de caballistas debido a ser fin de semana. El martes para concluir las fiestas se celebrará el ultimo encierro.