Eva Fraile, Ricardo de Luis y Héctor Escobar, del Gremio de LIbreros de Castilla y León, durante la rueda de prensa.
Eva Fraile, Ricardo de Luis y Héctor Escobar, del Gremio de LIbreros de Castilla y León, durante la rueda de prensa. / Henar Sastre

El Gremio de Editores de Castilla y León pide «conciencia social» frente a la piratería

  • El colectivo que agrupa a 21 editoriales de Castilla y León lamenta la «legitimación social» de las descargas ilegales

El Gremio de Editores de Castilla y León reclama «conciencia social» y «reacción política» frente a la piratería en el mundo del libro, que está lastrando la situación de un sector que este año está viendo cómo las ventas han bajado o se han estancado. Así lo aseguró Ricardo de Luis, presidente del colectivo que agrupa a 21 editoriales de Castilla y León, en una rueda de prensa en la que aseguró que la crisis económica está llevando a muchos lectores a hacerse con títulos a través de las descargas ilegales, «de modo que la sociedad ha legitimado este tipo de actuaciones y el daño que se hace a la cultura es mayúsculo».

También apeló a la necesidad de sensibilizar a colectivos como el de los docentes y a las instituciones.

Con una facturación que el año pasado alcanzó los 3,5 millones de euros, el Gremio de Editores de Castilla y León contrapuso al negro panorama que vive el sector del libro la incorporación de nuevas editoriales que han sustituido a otras que han echado el cierre, como la leonesa Everest. Sobre los retos del sector, De Luis señaló señaló que uno de ellos es la exportación, que actualmente se sitúa entre el 8% y el 10%, con destino principalmente a Latinoamérica.

Héctor Escobar, vocal del Gremio, reivindicó el papel esencial de los libreros en la revitalización del sector y destacó que las nuevas editoriales están aportando «buenos contenidos, un diseño muy cuidado» y están renovando e introduciendo «frescura» en la industria editorial: «La semilla de editar bien y con buen gusto dará sus frutos», afirmó.