El Norte de Castilla

Premios del Campo

Modestia, arraigo y reivindicación, las armas del campo de Castilla y León

vídeo

De izquierda a derecha: Buenaventura González, Tomás Pascual Gómez-Cuétara, Virginia San José, Justino Medrano y Loreto Fernández / Ramón gómez

  • Tomás Pascual, Loreto Fernández, Buenaventura González, Justino Medrano y la miel castellana y leonesa han sido los galardonados en la tercera edición de los Premios del Campo de El Norte de Castilla

Los versos de ‘Campos de Castilla’, de Antonio Machado, han servido de hilo conductor a la gala de los Premios del Campo de El Norte de Castilla, donde se ha premiado la humildad, el trabajo duro y el arraigo a la tierra. Poesía y prosa se han alternado para prodigar amor y compromiso hacia la agricultura y la ganadería, dos palabras que son prácticamente sinónimos de Castilla y León. «Este es un homenaje sincero al principal compañero de viaje que El Norte ha tenido en sus 162 años de vida», aseguraba Ángel de las Heras, director general del periódico.

Más información
  • Gala de los III Premios del Campo de El Norte de Castilla

  • Quién es quién en la gala de los III Premios del Campo (1/2)

  • Quién es quién en la gala de los III Premios del Campo (2/2)

  • Asistentes a la celebración de los III Premios del Campo organizados por El Norte de Castilla (1/2)

  • Asistentes a la celebración de los III Premios del Campo organizados por El Norte de Castilla (2/2)

  • Tomás Pascual Gómez-Cuétara, premio Miguel Delibes al Desarrollo Rural

  • Justino Medrano, Premio Agricultor Profesional

  • Loreto Fernández, Premio Mujer Emprendedora

  • Buenaventura González, Premio Juventud

  • La miel, Premio Mejor Alimento

El acto también ha tenido un claro rasgo reivindicativo, ya que los premiados han aprovechado la ocasión de tener cerca al ministro de Fomento, la consejera de Agricultura, el presidente de la Junta, la delegada del Gobierno y el alcalde de Valladolid, entre otras personalidades, para realizar peticiones y llamadas de ayuda.

Loreto Fernández, Premio Mujer Emprendedora, agradeció emocionada a su padre el haberle inculcado el amor por el campo y pidió «buenos servicios, buenas carreteras y conexión a internet de alta velocidad» para facilitar el día a día de los agricultores y ganaderos. Esta palentina es la impulsora del programa ‘Del campo a la mesa’ que se desarrolla en la zona de Saldaña, un servicio de comida a domicilio para personas mayores y dependientes.

Buenaventura González, Premio Juventud, arrancó la risa cómplice de los asistentes asegurando que «a un abogado o a un notario se les necesitan una o dos veces en la vida, pero a un agricultor se le necesita tres veces al día para poder alimentarnos». Su reivindicación se centró en ayudas financieras para los jóvenes que trabajan en el sector y precios justos para los productos, todo ello sin abandonar el optimismo: «Debemos tener esperanza para que exista un futuro». Natural de Madrigal de las Altas Torres, Buenaventura González es un ejemplo de energía y sacrificio, ya que compagina el trabajo con la labor sindical y sus estudios universitarios.

Discurso de Juan Vicente Herrera

Discurso de Juan Vicente Herrera. / Gabriel Villamil

Justino Medrano, Premio Agricultor Profesional, lanzó al aire una pregunta: ¿Qué sería de Castilla y león sin agricultores y ganaderos? Y también una exclamación: ¡Consumamos productos de nuestra tierra! Este vallisoletano ha implantado el sistema de riego solar en sus fincas próximas a Tordesillas y defiende con uñas y dientes este sistema. «Animo a la administración pública, a las industrias y entidades para que se comprometan e inviertan en ello. El sector remolachero lo necesita, es la única forma de garantizar su supervivencia», solicitaba al público.

El sabor de la gala fue dulce, muy dulce, ya que el Premio al Mejor Alimento fue a parar a la miel. Virginia San José, de Miel Torozos, recogió el galardón en representación y di la voz de alarma asegurando que «cada vez se produce menos, los precios bajan y el sector se resiente». También defendió su lucha por «un etiquetado claro», para que el consumidor sepa qué compra.

Pero la reivindicación más amplia y ambiciosa fue la de Tomás Pascual, presidente de Calidad Pascual y Premio Miguel Delibes al Desarrollo Rural. «Mi petición es que se cumplan las peticiones los otros premiados», deseaba. A pesar de que reconocía que «impone hablar en público ante tantas personalidades», realizó un emotivo discurso en el que su padre, ya fallecido, estuvo presente en todo momento como el ejemplo que ha seguido en su vida y en su trabajo. «Mi padre nació en un pueblo segoviano y tenía familia en Burgos, quería generar riqueza en su tierra y por eso el 90% de nuestra producción se genera en Aranda de Duero y Segovia», explicaba orgulloso mantener el vínculo con sus orígenes. También resaltó su compromiso en el campo y la naturaleza y reveló el secreto del éxito de su empresa: «La calidad, la innovación y las personas son las palancas que nos hacen crecer».

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, alabó el trabajo de los premiados y definió esta iniciativa como coherente y necesaria, que «colma con dignidad un vacío de reconocimiento» a los que trabajan en un sector que «se resiste a morir». Además, dirigió unas cariñosas palabras a Íñigo de la Serna, ministro de Fomento: «Gracias porque sé que es tu primera salida oficial como ministro, siéntete en casa querido Íñigo».

La gala de los Premios del Campo de El Norte de Castilla, presentada por Sonia Andrino, jefa de la sección de Castilla y León de El Norte, se celebró en el Auditorio de la Feria de Valladolid y cuenta con el patrocinio de EspañaDuero, New Holland, Agroinnova, Grupo Siro y Tierra de Sabor.