Leche Gaza trasladará su fábrica al polígono de Coreses con una inversión de 15 millones de euros

Asamblea de Leche Gaza celebrada ayer en Zamora./El Norte
Asamblea de Leche Gaza celebrada ayer en Zamora. / El Norte

La marcha de la capital zamorana, donde podría mantenerse alguna línea de producción, será paulatina hasta el año 2020

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZZamora

Leche Gaza trasladará su fábrica a la localidad zamorana de Coreses, situada a unos 15 kilómetros de la capital, y donde tiene previsto invertir 15 millones de euros en la construcción y adecuación de la nueva fábrica. Es la decisión que han adoptado hoy los socios de la cooperativa en la asamblea extraordinaria convocada para debatir y votar una decisión «trascendental y determinante para el futuro de la central lechera» y sobre la que ha habido un intenso debate.

La decisión por parte de los socios llega dos años y medio después de que aprobaran en mayo de 2016 el proyecto de ampliación de la actual fábrica en Zamora, donde se ubica desde su fundación hace 52 años. Desde entonces, las inversiones de la empresa han estado paralizadas porque el primer proyecto presentado se descartó al encontrarse con dificultades en su tramitación porque se ubicaba en una zona considerada inundable por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD).

Aunque esas trabas burocráticas actualmente se habían solventado, los socios han optado por el traslado a Coreses porque el nuevo proyecto de ampliación en la actual ubicación requería una inversión mayor que se ha considerado que es mejor realizar en un polígono industrial. «Ante esta situación de una inversión importante, es cuando nos planteamos si realmente el mejor sitio para hacerla es la ubicación actual», ha explicado el director gerente, Ignacio Quintanilla, quien ha asegurado que las trabas con las que se han encontrado «indudablemente pesan», pero que realmente no han sido determinantes en la decisión final.

Lo que la empresa ha valorado, según señaló, es mirar al futuro y entienden que la ubicación propicia es un polígono industrial y no una zona cerca del centro de Zamora y que se ve desde el Castillo de la ciudad.

«Entendemos que la ubicación actual, a pesar de las facilidades que últimamente ha dado el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León, no es el mejor emplazamiento para una fábrica, considerando, sobre todo, las vistas desde el Castillo y el crecimiento afortunadamente que está experimentando el turismo en Zamora».

Creen así que la empresa tiene mucho más futuro en un polígono, con una parcela amplia y dotada con todos los servicios.

Las instalaciones de Gaza se trasladarán desde su fábrica actual en la carretera de Almaraz de Zamora a una parcela de seis hectáreas en el polígono industrial Los Pinares de Coreses.

Este movimiento permitirá a la industria llevar a cabo la expansión que prevé para duplicar la producción actual, que pasaría de los 50 millones de litros de leche al año actuales a 100 millones de litros.

El director gerente de la empresa, Ignacio Quintanilla, ha explicado tras la asamblea que la decisión se ha adoptado «desde la conciencia de que se trata de un momento comparable al que tuvieron que afrontar hace 52 años los fundadores de Leche Gaza, cuando escogieron un lugar apartado de la ciudad para poner en marcha su proyecto. Como entonces, este cambio se realiza después de una profunda reflexión y con la intención de que sirva para sentar las bases del futuro de la empresa», ha manifestado.

La previsión es que las obras puedan comenzar en la primera parte del año 2019 y que la fábrica de Coreses comience a funcionar en el mes de septiembre. El traslado será paulatino y no se culminará, al menos, hasta 2020.

Gaza quiere mantener la parcela de la actual fábrica en Zamora como bien patrimonial de la empresa de cara al futuro. Es más, valora la posibilidad de mantener alguna línea de producción en las instalaciones actuales.

Desde Gaza han agradecido el apoyo institucional recibido, «especialmente en los últimos meses»; así como el ofrecimiento de terrenos por parte de ayuntamientos y particulares.

«El traslado supone un cambio de ubicación, pero no una deslocalización. La empresa seguirá en Zamora y mantendrá intactos los valores de los que ha hecho gala durante sus 52 años de historia», ha afirmado Ignacio Quintanilla tras hacer pública la decisión.

Asamblea de Leche Gaza celebrada ayer en Zamora.
Asamblea de Leche Gaza celebrada ayer en Zamora. / El Norte
 

Fotos

Vídeos