Cobadu invertirá 10 millones de euros este año para ampliar sus instalaciones

Celebración de la asamblea general de Cobadu en Zamora./El Norte
Celebración de la asamblea general de Cobadu en Zamora. / El Norte

La cooperativa bate récord un año más con una facturación de 308 millones y más de 10.000 socios

ALICIA PÉREZZAMORA

Es la primera empresa de la provincia de Zamora por volumen de facturación y de socios, la primera cooperativa de Castilla y León y la segunda de España de las de primer grado. La Sociedad Cooperativa Limitada Bajo Duero (Cobadu) invertirá 10 millones de euros este año para ampliar y mejorar sus instalaciones, principalmente en la sede central de Moraleja del Vino, en la provincia de Zamora. Se destinará esta inversión principalmente a la mejora de las instalaciones tanto productivas como de almacenamiento.

Consistirá en la mejora de las tres fábricas de pienso y en la construcción de cuatro nuevas naves de almacenamiento para cereales y forrajes, que permitirán pasar de una capacidad de almacenamiento de 225 millones a 275 o 300 millones de kilos. También tiene previsto ejecutar la construcción de la nueva área comercial de Cobadu frente a la sede central, un proyecto que está pendiente de licencias y que ocupará terrenos del término municipal de Arcenillas.

Ha adquirido además la cooperativa dos parcelas en Vitigudino (Salamanca) para ejecutar una sede propia, así como una parcela en el polígono Los Villares de Salamanca para hacer una nueva instalación. Construirá además unas naves de 2.000 metros cuadrados en Toro en una parcela propia de la cooperativa.

Además, tiene previsto destinar otros 10 millones a inversión en 2019, frente a los 3,3 millones dedicados a este capítulo el año pasado, cuando Cobadu volvió a batir su propio récord, ya que cerró 2017 con una facturación de 308 millones de euros y 10.067 socios. De ellos, 500 fueron nuevas incorporaciones, lo que supone «el mejor termómetro de la salud de la cooperativa».

Son los datos facilitados por el gerente, Rafael Sánchez Olea, antes de la asamblea general celebrada hoy en Zamora. «Un año más se trata de unos datos récord», manifestó y destacó que la actividad se incrementó casi un 14%, mientras que se obtuvo un beneficio neto después de impuestos de más de 5 millones de euros.

En este incremento destaca el aumento de 77 millones de kilos de pienso vendidos respecto al año anterior, hasta alcanzar los 606 millones de kilos de alimentación animal. Esto ha sido posible gracias a la puesta en funcionamiento el año pasado de la tercera fábrica en las instalaciones centrales.

Actualmente, Cobadu tiene 6.500 socios en Zamora, 2.500 en Salamanca, más de 600 en Valladolid, más de 500 en Ávila y más de 200 en León, y además se está expandiendo por Portugal, Extremadura y la zona centro.

El crecimiento de la entidad se centra principalmente en la comarca zamorana de Tierra del Vino, en la que se ubica la sede, y en la comarca de Benavente, con una aportación de casi 100 socios en el último año.

Respecto a la próxima cosecha, Rafael Sánchez Olea auguró que será muy buena. De hecho, la cooperativa ya se prepara y está echando una solera en una parcela para tenerla preparada porque «creemos que no nos cogerá el cereal en las naves y que sirva de nave el cielo».

Cuenta Cobadu con 190 trabajadores, entre ellos más de 20 veterinarios, 12 técnicos agrícolas, 15 economistas, dos farmacéuticos y empleados de producción y transportistas, «una gran familia muy comprometida con la cooperativa y con los socios».

 

Fotos

Vídeos