Valladolid se vuelca con una niña enferma de leucemia

Cataleya, junto a sus padres, en el domicilio familiar. /A. Mingueza
Cataleya, junto a sus padres, en el domicilio familiar. / A. Mingueza

La Consejería de Sanidad de Castilla y León recibe, en tan solo un día, casi 400 nuevas inscripciones de donantes de médula ósea

PATRICIA ORTEGA

Los teléfonos de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León no dan abasto, ya son 329 personas las que van a ser sometidas a pruebas médicas para valorar si pueden ser donantes de médula ósea. El caso de Cataleya, la bebé vallisoletana de once meses que necesita con urgencia un trasplante de médula ósea ha revolucionado a la ciudad, y poco a poco al mundo entero.

Noticias relacionadas

Por desgracia, ayer los doctores comunicaron a los padres de la niña que era demasiado tardepara buscar a un donante de médula, pues el proceso se alargaría demasiado y Cataleya no puede aguantar tanto.

Sin embargo, Adrián García, el padre de la criatura, continúa pidiendo la colaboración de todo aquel que conozca el caso. «Aunque los nuevos donantes ya no sirvan para Cataleya, estoy seguro de que, así, los que vengan detrás lo tendrán más fácil».

Hoy, los padres de la niña emprenderán un viaje a Madrid, donde se diagnosticará quién de los dos es el más compatible con ella y procederán a hacerle el trasplante. Es el próximo paso a seguir, pues también han estudiado la compatibilidad de Cataleya con los cordones umbilicales disponibles en todo el mundo para poder realizar el trasplante de células madre procedentes de estos.

Aunque esto solo es el comienzo de la continuada lucha de 'SuperCataleya', también es el inicio de un movimiento humanitario en la sociedad. Algo de lo que Adrián está muy orgulloso. «Lo que hemos pasado no se lo deseamos a nadie. Ni a nuestro peor enemigo, como diría mi abuelo».

La opinión de la experta

La leucemia es, por desgracia, el cáncer más frecuente entre los más pequeños. Solo en Castilla y León se runo o dos trasplantes a la semana, lo que se traducen en alrededor de 75 al año. Las posibilidades de que la intervención salga bien para el paciente dependen del grado de la enfermedad y del propio susodicho. Sin embargo, existen diversos s para erradicar la leucemia. Por ello, Dolores Caballero, experta en trasplantes de médula ósea, da las claves para conocer todo el proceso.

–¿Cuáles son los pasos para hacerse donante?

–A nivel nacional existe un registro para donantes de médula ósea (REDMO) desde 1991 formada por la Fundación Fabra en Barcelona. Una vez estés registrado ahí, también lo estarás a nivel mundial. Para registrarse hay que rellenar un formulario por Internet o bien acudir a los bancos de sangre o hematología más cercanos en tu ciudad.

–¿Y cualquiera puede ser donante?

–No, la edad mínima para poder donar son los 18 años, y la máxima los 40 porque está comprobado que cuanto más joven sea el donante, mejores resultados se obtendrán.

–¿Cree que casos como el de Cataleya ayudan a la sociedad a concienciarse de la necesidad de donantes?

–Actualmente, existen 32 millones de donantes a nivel mundial. De ellos, alrededor de 350.000 son castellanoleoneses. Las probabilidades de que Cataleya encuentre un donante totalmente compatible son bajas, pero, aquellos que donen quizá puedan ayudar a otras personas.

–¿El trasplante de médula es la única solución?

–Es cierto que solo el 25% de los pacientes encontrará un donante 100% compatible. Pero esto no significa que el 75% restante no tenga salvación. Aparte del tratamiento de la quimioterapia, cuando esta ya no es suficiente (ya sea porque el cáncer aún continúa o porque se teme que pueda reaparecer), existen muchas soluciones. Por un parte, el trasplante de médula ósea que, aunque el donante no sea 100% compatible, sus células pueden ayudar. Por otro lado, existen cientos de miles de cordones umbilicales congelados en bancos de todo el mundo, los cuáles también pueden ser útiles para ayudar al paciente, ya que -gracias a su inmadurez- no es necesario que su compatibilidad con el paciente sea tan alta como la de la médula ósea de un adulto.

Además, gracias al avance en la ciencia, desde hace unos años se utilizan las células madre de los padres del paciente, puesto que, aunque no sean totalmente compatibles sirven para ayudar al paciente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos