Un libro reconoce la importancia de las mujeres en Saldaña de Ayllón

Mujeres del pueblo con el libro en su honor. /Beatriz Martín
Mujeres del pueblo con el libro en su honor. / Beatriz Martín

La localidad inaugurará mañana un monumento que recoge con tres cerámicas su forma de vida en el siglo XX

MARÍA MARTÍNEZSegovia

«Daban comida a los pobres que pasaban por el pueblo, teniendo poco o nada en sus propias casas», cuenta Mercedes Holgueras, una de las autoras del libro. 'Saldaña de Ayllón. El latido de un pueblo' es el nuevo testimonio contado a través de los vecinos del siglo XX sobre la forma de vida en esta pequeña localidad de apenas 30 habitantes situada en el nordeste de la provincia.

La historia está dividida en dos partes. Para la primera se realizó un trabajo de investigación en hemerotecas, archivos municipales y parroquiales. La segunda se consiguió gracias a las más de las veinte entrevistas realizadas a los mayores del pueblo. Lograron testimonios de cómo vivían o jugaban, cómo fue su niñez o su juventud o incluso de las bodas y entierros que se celebraban en la localidad. A pesar de la labor realizada, Holgueras afirma que «han investigado superficialmente porque hay muchísimo por hacer en este sentido».

El motivo por el que Sagrario Martín, Celia Martín y Mercedes Holgueras se han adentrado en esta aventura literaria es que los miembros más pequeños de la familia no comprendían muchas de las historias que les contaban. Observaron que se estaban perdiendo principios fundamentales y les entró el impulso primario de comenzar a hacer entrevistas. «No estaba previsto escribir el libro, solamente sabíamos que nuestros sobrinos e hijos no entendían nada, no sabían de que les hablabamos cuando les contábamos las cosas que hemos vivido nosotros en nuestra infancia. Con el libro esos recuerdos pasarán a ellos para que sepan a dónde vamos y de dónde venimos», explica.

Aunque es un lugar muy pequeño encontraron una importante historia, lo que les permitió grandes titulares y reflexiones. «Eran pobres económicamente, pero tenían una riqueza cultural y un modo de vida que ya no existe, que hemos olvidado. Su forma de vivir en comunidad, en armonía con la naturaleza... No intentaban dominarla, sino que iban a su compás, con las estaciones, con los cambios de tiempo».

A provechan la publicación del libro para realizar un llamamiento para que los ciudadanos, sobre todo los más jóvenes, se den cuenta de «cómo nos hemos desviado».

En el libro también se destaca el papel que han tenido las mujeres. «Han sido las grandes protagonistas de la historia, invisibles, las olvidadas. No solamente parían hijos, sino que cuidaban a todos, lo hacían todo en silencio. Sostenían el hogar y su familia». Además de su reconocimiento en las páginas del libro, la localidad también agradecerá su labor con la inauguración de un monumento dedicado a 'La mujer rural' en el que se muestra su forma de vida. Estará situado en una de las fachadas de la plaza y constará de tres plaquetas que reflejarán las diferentes labores que realizaban. Habrá una escena en el hogar, otra segando en el campo y otra lavando la ropa en el río. El lema de toda la representación será 'A vosotras'.