Juan Carlos Monroy: ««La autoedición te convierte en un francotirador de la literatura»

Juan Carlos Monroy con su última novela, 'Las manos llenas'. /Antonio Tanarro
Juan Carlos Monroy con su última novela, 'Las manos llenas'. / Antonio Tanarro

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

Juan Carlos Monroy (Segovia, 1970) acaba de publicar su segunda novela, 'Las manos llenas', una apasionante historia sobre el traslado de los cuadros del Museo del Prado a Valencia en los comienzos de la Guerra Civil. Ayer mismo la presentó en la librería Intempestivos. En esta ocasión, el escritor ha optado por autoeditarse: «Es una edición propia. Editándolo tú, controlas todos los aspectos de la edición, desde la tipografía hasta la distribución, pasando por el tipo de papel, el diseño, el formato..., todo».

'Las manos llenas' narra los avatares que la caravana que trasladó los cuadros del Prado vivió camino de Valencia, una noche de diciembre de 1936. «La acción discurre en una noche y dos escenarios: el palacio de Heredia Spínola, sede de la Alianza de Intelectuales, cuartel general desde el que Rafael Alberti y María Teresa León dirigían la evacuación, y la caravana que iba cruzando media España camino de Valencia. Habían acordado que en los pueblos grandes se realizara una llamada para informar del estado de los cuadros, así que cada capítulo de la novela es una ida y una vuelta de un escenario a otro, con el hilo telefónico como conductor literal, la tensión con que se vive todo... Creo que el resultado es una novela muy atractiva», señala el autor, que ha empleado tres años en la labor de documentación. «Hay una base documental muy importante, porque la narración está basada en hechos reales, pero, evidentemente, también tiene ficción», añade.

Monroy considera que la independencia editorial «es una vía muy interesante» porque «el autor queda satisfecho con su trabajo y llega al público al que realmente quiere llegar. Con la autoedición, te conviertes en una francotirador de la literatura. Disparas con una bala, que es el libro, y das en el blanco, que es el lector, un lector de tu entorno más cercano».