La CHD descarta la proliferación de algas este año en el Pontón

En la actualidad, el Pontón Alto presenta este aspecto tras las abundantes lluvias de los últimos meses y el deshielo. /Antonio Tanarro
En la actualidad, el Pontón Alto presenta este aspecto tras las abundantes lluvias de los últimos meses y el deshielo. / Antonio Tanarro

Las abundantes precipitaciones de este año han garantizado las entradas de agua en el embalse que abastece a Segovia

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Una de las bondades que trae consigo la abundante pluviometría registrada durante la primera mitad del año se encuentra en el estado de los embalses. El del Pontón Alto, que suministra agua a la capital segoviana y del que se abastecen municipios del alfoz, se encuentra prácticamente rebosante. Así lo señala la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), que este jueves informaba de que el pantano se encontraba al 100%.

Esta situación de plenitud difiere un poco de la que había un año antes, cuando el Pontón acumulaba 7,2 hectómetros cúbicos de los 7,4 que marcan su capacidad total. Hay que tener en cuenta, como han indicado en reiteradas ocasiones los responsables del organismo regulador, que este embalse posee un vaso muy pequeño, por lo que una situación de precipitaciones no demasiado prolongada ya es suficiente para que recupere reservas. Este año, la pluviometría ha sido abundante y de récord en Segovia, por lo que la entrada de agua ha sido mucho mayor que en ejercicios anteriores.

Los microorganismos surgen en épocas de sequía y con cambios bruscos de temperatura

Esa bonanza de reservas que presenta el pantano de la carretera de La Granja invita al optimismo de los responsables de la CHD. Indican que «previsiblemente este verano no habrá incidencias por causa de las algas», las cuales sin embargo sí han proliferado en temporadas estivales precedentes como una de las consecuencias desencadenadas por la ausencia de lluvias y los largos periodos de sequía.

Malos olores

Para esta predicción, el organismo regulador de cuenca, dependiente de la Administración General del Estado, tiene en cuenta el buen estado actual que presenta el Pontón Alto en cuanto al nivel de agua y la persistencia de las precipitaciones que han caído durante la primera mitad del presente mes de junio. Las entradas de agua en el embalse constituyen un factor relevante para que no aparezcan las algas, ya que esa renovación de los recursos hídricos impide su proliferación, explican fuentes de la Confederación.

El escenario a estas alturas del año es muy diferente al que había, por ejemplo, hace tres, cuatro y cinco años. Entonces estos microorganismos camparon en la presa. Tampoco hay que bajar la guardia. Habrá que estar atentos a la evolución meteorológica durante el estío y a cómo y cuánto desciende el nivel del Pontón Alto.

El pantano que abastece a la capital se mantiene al 100% de su capacidad, según la Confederación

Cabe recordar que en 2013, la problemática de las algas surgió ya en los últimos coletazos del verano. En 2014 tardaron en emerger, pero en octubre los microorganismos volvieron a estar presentes. En ocasiones, el Ayuntamiento de la capital se ha visto en la obligación de cortar el suministro desde el Pontón Alto por culpa del mal olor y el mal sabor del agua que llegaba a los hogares, aunque estuviera declarada apta para el consumo.

Menos nutrientes

Los estudios que se efectuaron a raíz de aquellos incidentes determinaron que detrás de la aparición de algas en el embalse se encontraban, entre otras causas, los cambios bruscos de temperatura entre la noche y las horas centrales del día. De ahí la necesidad de llevar a cabo un seguimiento de la calidad y del nivel del pantano. Dichas alteraciones térmicas concentradas en muy poco tiempo dan lugar a que las capas de agua se muevan y se estresen.

También hay otras razones para alentar ese optimismo que expresa la CHD, pero entran dentro de las actuaciones en infraestructuras que se han llevado a cabo en los últimos tiempos. La previsión de no tener que recurrir al bombeo desde otros puntos que no sean el Pontón para garantizar el suministro también está fundamentada en la calidad del agua, la cual registra menos nutrientes, sobre todo después de que se terminara la obra de la depuradora de residuales de La Granja. Dicha concentración suele ser uno de los factores que contribuyen a que prolifere la aparición de algas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos