El Ayuntamiento de Cuéllar licita el servicio de limpeza de los colegios

Entrada al colegio San Gil./M. R.
Entrada al colegio San Gil. / M. R.

Los primeros días del curso, hasta que se resuelva la licitación, lo cubrirá la actual adjudicataria

MÓNICA RICOCuéllar

El Ayuntamiento de Cuéllar ha sacado a licitación el servicio de limpieza de los colegios de infantil y primaria Santa Clara, La Villa y San Gil de Cuéllar, además de otras dependencias municipales, por un importe inicial de 110.000 euros y un plazo de ejecución de un año, sin posibilidad de prórroga.

Entre los criterios evaluables para adjudicar el servicio, además de la oferta económica, que supone la mayoría de la puntuación, se incluyen la realización de una bolsa de horas o que la empresa utilice materiales respetuosos con el medio ambiente, como bolsas de basura de material reciclado, biodegradable o de compostaje, que el papel higiénico cuente con etiqueta ecológica europea o eco-etiqueta y que se utilicen productos de limpieza de bajo impacto ambiental.

El pliego de prescripciones técnicas marca, entre otras cuestiones, las tareas mínimas a realizar durante el curso escolar, donde destacan el barrido y fregado de suelos diario de las aulas, pasillos, dirección y secretaría, sala de profesorado, laboratorio, biblioteca y similares. En lo que respecta a los baños, incluye una desinfección diaria y la limpieza del alicatado semanal. Los gimnasios de los colegios se barrerán a diario y se fregarán dos veces por semana, y la limpieza de cristales y luminarias se ejecutará una vez al trimestre.

También se incluyen las limpiezas de armarios y distintos mobiliarios, persianas, radiadores, encerados, techos o paredes. Igualmente se incluye la realización de una limpieza general al comienzo y a la finalización del curso escolar. Las tareas de limpieza se realizarán de lunes a viernes no festivos en horas no lectivas, a partir de las 17:00 horas.

La limpieza en el colegio de San Gil la realizarán cuatro personas durante tres horas al día; en Santa Clara también serán cuatro personas, pero durante cuatro horas diarias; mientras que en La Villa la cifra disminuye a tres trabajadores durante tres horas y 15 minutos cada día.

Esta misma semana concluye el plazo de recogida de ofertas, por lo que no será hasta dentro de unos días que la empresa adjudicataria pueda comenzar su trabajo, una cuestión que se ha criticado desde la oposición. En concreto, la concejala del Partido Popular, Nuria Fernández, cuestionó el trabajo realizado desde mediados de junio para que el procedimiento no se haya abierto hasta el casi finales de agosto, señalando además que no se ha incluido ningún mecanismo para que no sucediera lo ocurrido en el último contrato, cuando la empresa dejó de pagar las nóminas a las trabajadoras.

Retraso

El portavoz municipal de Ciudadanos, Ángel Magdaleno, pidió al equipo de gobierno que agilizara esta licitación. La concejala de Personal, Lucía Arranz, admitió que es cierto que van retrasados con los plazos, pero explicó que se había negociado con la empresa que se encargaba de la limpieza hasta el curso pasado y que ésta se ha responsabilizado de hacer la limpieza general que se realiza habitualmente a finales del mes de agosto, antes de la apertura de los centros. Asimismo será la que cubra el servicio hasta que éste se encuentre definitivamente adjudicado, lo que se espera que ocurra antes de mediados de septiembre.

Arranz también admitió que el retraso se ha debido a varios factores, como las vacaciones del personal de secretaría o falta de agilidad al desconocer algunas cuestiones relativas al trabajo, además de tener que poner en marcha otros pliegos como los de escuelas deportivas o escuela de música. Además, apuntó que antes de la licitación intentó informarse correctamente de todas las opciones existentes y mantuvo una reunión con las trabajadoras actuales para conocer su punto de vista.