La Diputación y el Obispado aportan 180.000 euros para reparar iglesias de Segovia

Francisco Vázquez y César Franco suscriben el convenio./
Francisco Vázquez y César Franco suscriben el convenio.

En la selección de los templos que se beneficiarán de esta ayuda se tendrán en cuenta la gravedad de los daños y el estado de conservación

EL NORTESegovia

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, y el Obispo de la Diócesis de Segovia, César Franco, suscribieron este miércoles un convenio de colaboración para la conservación y reparación de iglesias y ermitas de la provincia, con una dotación económica de 180.000 euros, que aportarán las dos partes al 50%.

De esta forma, ambas instituciones se comprometen a realizar obras de reparación necesarias para la conservación de aquellas iglesias y ermitas de la provincia de Segovia que así lo requieran, siempre que no estén calificadas oficialmente como monumentos y, por lo tanto, sin gozar de la protección y beneficios que a tal condición reconoce la legislación vigente, constituyen, no obstante, una importante parcela del patrimonio arquitectónico provincial merecedora de ser mantenida en buen estado de conservación.

En el acto de la firma estuvieron presentes el diputado de Acción Territorial, José Luis Sanz Merino, y el delegado de Patrimonio del Obispado de Segovia, Miguel Ángel Barbado.

Las actuaciones de conservación y reparación se distribuirán atendiendo principalmente a la gravedad, urgencia y necesidad de la actuación conforme a los criterios a establecer por una comisión, compuesta por dos representantes de cada una de las instituciones. Dicho organismo se encargará de estudiar y seleccionar las obras a financiar y de elaborar el correspondiente listado de actuaciones, previa presentación de las oportunas solicitudes en el Obispado, las cuales irán acompañadas de los pertinentes proyectos, memorias valoradas y de la financiación de los mismos.

Será la comisión quien establecerá los criterios que se valorarán para la selección de las obras a ejecutar, teniendo en cuenta aspectos como la gravedad de los daños, el estado de conservación, la función de los centros o las disponibilidades económicas. También se podrán financiar actuaciones ya ejecutadas que tengan cabida en el objeto del convenio, puesto que se podrán incluir las actuaciones realizadas entre el 1 de enero del año 2015 y la vigencia de dicho convenio, es decir, hasta el 30 de noviembre de 2016.

El Obispado será el encargado de llevar a cabo la contratación y ejecución de las obras aprobadas, así como la dirección, control y certificación de los trabajos realizados, de conformidad a los proyectos presentados y aprobados e, igualmente, será el encargado de obtener los permisos y licencias para su ejecución. La Diputación, por su parte, ingresará al Obispado las cantidades correspondientes.

Una decena

Gracias a un convenio similar suscrito en 2012, se acondicionaron 10 templos en toda la provincia, por un montante final de 180.000 euros, financiados al 50% entre la Diputación y el Obispado. Las iglesias beneficiadas ese año fueron las de Aguilafuente, Anaya, Cantimpalos, Coca, Torregutiérrez (Cuéllar), Los Huertos, Matabuena, El Muyo (Riaza), San Cristóbal de la Vega y Valle de San Pedro (Torre Val de San Pedro).

En esa ocasión algunas de las intervenciones requeridas se centraron en la reparación de la cubierta del templo y otras en el acondicionamiento de la torre.