La DGT cede 80 aparatos para controles de drogas y un nuevo alcoholímetro a la Policía Local

Jesús Bueno y Fernando Alonso, con los drogotest y el nuevo alcoholímetro cedidos por la DGT a la Policía Local./El Norte
Jesús Bueno y Fernando Alonso, con los drogotest y el nuevo alcoholímetro cedidos por la DGT a la Policía Local. / El Norte

El objetivo es que los agentes puedan incrementar los controles sobre los conductores en la ciudad durante la próxima Navidad

El Norte
EL NORTEPalencia

El jefe provincial de Tráfico de Palencia, Fernando Alonso, cedió ayer al jefe de la Policía Local de Palencia, Jesús Bueno, 80 drogotest y un nuevo alcoholímetro indiciario de la Dirección General de Tráfico para que la Policía Local pueda incrementar los controles de drogas y alcohol sobre los conductores de vehículos que circulan por las calles de la capital palentina.

La multiplicación de estos controles resultará especialmente necesaria durante estas próximas navidades, a fin de intentar proteger la vida y la integridad física de toda la población frente a los graves peligros que provocan los conductores ebrios y drogados.

La última memoria publicada por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, la referida al pasado año, destacó que el 42,1% de los conductores fallecidos en accidente de tráfico en España había consumido previamente drogas, alcohol o psicofármacos. Este mismo informe destaca que las drogas más frecuentemente detectadas entre los conductores son la cocaína y el cannabis.

Cuando el resultado de un control de drogas realizado a un conductor es positivo, los agentes de la autoridad le impiden de inmediato que continúe al volante y le denuncian por vía administrativa, por cuanto la conducción de vehículos con presencia de drogas en el organismo es una infracción de tráfico muy grave sancionada con una multa de mil euros y la retirada de 6 puntos.

Por otra parte, el Código Penal, en su artículo 379, tipifica como delito la conducción de un vehículo a motor o ciclomotor «bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas». Por tanto, si los agentes de la autoridad constatan que la conducción concreta de un vehículo se ha visto influida por los efectos de las drogas sobre su conductor, le denunciarán ante el juzgado por la vía penal.

La sanción judicial por este delito consiste en la privación del permiso de conducción durante un plazo de entre uno y cuatro años y, además, con penas de prisión, multa o trabajos en beneficio de la comunidad. El Código Penal también permite a los juzgados que les decomisen los vehículos a estos infractores en los casos más graves.

Si un conductor provoca un accidente de tráfico debido a la conducción bajo la influencia de las drogas o del alcohol y provoca daños a otra persona, la compañía aseguradora del conductor drogado o bebido también indemnizará a la víctima. Sin embargo, posteriormente, la misma compañía aseguradora tiene derecho a reclamarle al conductor drogado o bebido que le abone la totalidad de la indemnización concedida a la víctima.

La Dirección General de Tráfico y el Ayuntamiento de Palencia firmaron en 2011 un acuerdo de mutua colaboración en materia de seguridad vial gracias al cual la DGT le ha cedido a la Policía Local de Palencia durante los últimos años el acceso al registro informático de vehículos y de conductores, tres vehículos, dos etilómetros de precisión homologados para formular denuncias, varios etilómetros indiciarios, un radar y, el pasado año, 60 detectores de drogas.

 

Fotos

Vídeos