Errores de los que aprender

Alfonso Mateos realiza un pase durante el partido frente al Carabanchel./Antonio Tanarro
Alfonso Mateos realiza un pase durante el partido frente al Carabanchel. / Antonio Tanarro

Dos fallos en campo propio causan el primer tropiezo de La Granja en pretemporada

QUIQUE YUSTEReal Sitio de San Ildef

El encuentro que enfrentó este miércoles al CD La Granja con el Carabanchel dejó más conclusiones positivas que negativas para los granjeños a pesar de la derrota en el marcador. La primera, que el resultado no es relevante a efectos clasificatorios, ya que lo verdaderamente importante empieza en poco más de una semana. La segunda, que el equipo granjeño demostró capacidad de reacción en un encuentro que pronto se puso en contra de los intereses del conjunto dirigido por José Luis Segovia.

1 CD La Granja

Lorenzo, Alfonso Mateos, Alfonso Berrocal, Pluma, David Arranz, Aguirre, Víctor Velasco, Choflas, Guti, Mario y Kobi. También jugaron: Yiyo, Gabi, Terleira, Juli, Pau, Kike Llorente, Manu Holgueras, Cristian, Chechu, David Franco y Yuki,

2 Carabanchel

Molina, Nico, Sampa, Antonio, Camilo, Imanol, Alcalde, Edu, Torres, Álex y Boriba. También jugaron: Manolo, Adrián, Novero, Viti, Abraham, Marín y Solano.

goles.
0-1 Torres (min 3), 0-2Camilo (min 18) y 1-2 Kobi (min 45).

El partido comenzó con los locales dormidos y con el Carabanchel enchufado. Los madrileños, con una línea defensiva casi en el centro del campo, presionaron a un rival incapaz de dar dos pases seguidos. A los tres minutos, un fallo de Aguirre en el centro del campo permitió a los blanquinegros lanzar una rápida contra que Torres definió con calidad para hacer el 0-1 y demostrar a La Granja que cualquier duda en la salida del balón se puede pagar caro. Reaccionaron tímidamente los locales con una jugada que diseñó Mario y que Guti desvió en exceso en su búsqueda del empate.

Pero los granjeños seguían aletargados y el Carabanchel aprovechaba cada robo para demostrar su verticalidad. Además, el equipo del Real Sitio seguía impreciso con el balón y ofrecía regalos, como el protagonizado por Alfonso Berrocal en el minuto 18, que los madrileños convirtieron en el 0-2 con un seco disparo de Camilo.

Con el segundo tanto visitante el Carabanchel bajó una marcha, aunque no fue suficiente para que La Granja encontrase su lugar sobre el césped de El Hospital. El doble pivote formado por Aguirre y Víctor Velasco no era capaz de manejar el ritmo del partido, y solo Mario con sus internadas por banda izquierda era capaz de demostrar fluidez en un ataque granjeño que echaba en falta una mayor participación de Guti en la mediapunta.

De las botas del canterano gimnástico nació el gol granjeño al borde del descanso. Mario se zafó de cuantos defensores salieron a su paso y su centro al punto de penalti fue rematado a la red por un Kobi que se había mostrado demasiado estático en la primera parte.

Mejor en la segunda parte

Tras el descanso, La Granja ofreció una imagen mucho más acorde a lo que se espera de ella en su regreso a Tercera División. La inclusión de Pau junto a Pluma en el eje de la zaga dio seguridad al equipo; la de Juli junto a Velasco mayor tranquilidad en la medular; y Terleira estuvo mucho más activo en la mediapunta que Guti, tratando de suministrar balones a un Gabi que dejó detalles de calidad.

Apretaba La Granja con una presión más intensa y una circulación de balón notablemente más rápida que en la primera parte. Llegaron las ocasiones, como la protagonizada por Pluma y Pau tras un saque de esquina, pero la falta de puntería y el buen hacer bajo palos de Adrián evitaron el tanto del empate de los granjeños, quienes lo intentaron hasta el final con varias acciones de Yuki, el jugador japonés a prueba en el equipo, que estuvieron a punto de materializarse en ocasiones de peligro.