Puente apunta a la integración en superficie como la solución más viable

  • La liquidación de la Sosicedad Alta Velocidad no convence el equipo de Gobierno tal y como está planteada

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha señalado este lunes que la opción de la integración en superficie es una de las soluciones más viables para el futuro del proyecto ferroviario, según los planteamientos que ha puesto sobre la mesa Adif.

En declaraciones a los medios de comunicación en Madrid, donde ha acudido Puente para asistir a un desayuno de prensa que protagoniza el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, el primer edil ha recordado que el Ayuntamiento continúa el trabajo sobre las tres opciones propuestas por Adif para evitar el concurso de acreedores de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV).

De esas tres alternativas, con los datos económicos que plantea el Administrador ferroviario, Puente ha considerado que la liquidación de la SVAV no convence el equipo de Gobierno tal y como está planteada.

El regidor también ha añadido que el soterramiento parcial, que costaría al Ayuntamiento más de 300 millones de euros «tampoco es lo más realista», por lo que ha apuntado que la integración en superficie es «una de las soluciones más viables».

Asimismo, Puente ha incidido en que lo principal es que la solución elegida sea factible y ahí ha recordado que el Plan Rogers, proyecto diseñado hace una década para afrontar la integración ferroviaria, se descartó definitivamente por ser prácticamente irrealizable", con los más de 700 millones de euros que supondría.

En todo caso, el regidor vallisoletano ha recordado que este martes tienen una reunión en Madrid con representantes de Adif y Renfe para «sentar las bases» del acuerdo para la integración del ferrocarril a su paso por la ciudad, aunque ha advertido que tendrá que redactarse y descender al detalle.