La inteligencia artificial ya gana dinero vendiendo sus cuadros

Uno de los cuadros pintados por el sistema./Obvious
Uno de los cuadros pintados por el sistema. / Obvious

El sistema se alimenta con datos de 15.000 retratos pintados entre los siglos XIV y XX

J. A. G.Madrid

El pasado mes de noviembre, el Salvatore Mundi de Leonardo Da Vinci batió todos los récords registrados en el mercado del Arte. Este Leonardo fue vendido a cambio de 450,3 millones de dólares en una subasta que duró 19 minutos.

Los Leonardo, Picasso, Van Gogh y muchos más son piezas codiciadas por los coleccionistas de arte. Nombres conocidos, a los que ahora se suma un nuevo artista muy tecnológico. Su firma es matemática y sus pinturas muy algorítimicas.

Los mentores de este pintor son tres franceses, Hugo Caselles-Dupré, Pierre Fautrel y Gauthier Vernier. Estos jóvenes de 25 años firman parte de Obvious, un colectivo que une el arte con la inteligencia artificial.

Estos matemáticos franceses han desarrollado un sistema cimentado sobre una base de datos que recopila más de 15.000 retratos pintados entre los siglos XIV y XX. El nuevo artista ha creado una serie de once retratos elaborados a partir de la inteligencia artificial y algoritmos. «Esta nueva tecnología permite experimentar sobre la noción de creatividad para una máquina y el paralelismo con el papel del artista en el proceso de creación», apunta Hugo Caselles-Dupré, representante de Obvius.

Una de sus pinturas, el Retrato de Edmond de Belamy se ha convertido en la primera obra de arte creada por un algoritmo en ser subastada en la galería Christie's. El grupo Obvius espera lograr 10.000 euros. Una cifra que el colectivo ya logró con la venta de Le Comte de Belamy.

«El enfoque invita a considerar y evaluar las similitudes y distinciones entre las mecánicas dentro del cerebro humano, como el proceso creativo y las de un algoritmo», explica Caselles-Dupré.

Con este trabajo, Obvious busca que el espectador se concentre en el proceso creativo, ya que un algoritmo generalmente funciona replicando el comportamiento humano, pero «aprende usando un camino propio».

 

Fotos

Vídeos