La Audiencia de Palencia aplaza el juicio a dos hombres por dejar cojo y robar a otro

Audiencia de Palencia. /Antonio Quintero
Audiencia de Palencia. / Antonio Quintero

Uno de los acusados está en la cárcel y el otro, hospitalizado

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

La Audiencia ha suspendido de nuevo el juicio fijado contra dos hombres, J. M. C. y M. A. M., al estar uno de ellos en la cárcel y el otro, hospitalizado. El fiscal pide para una pena de cinco años de cárcel para cada uno de ellos por un presunto delito de lesiones con deformidad y para el primero de ellos, una pena además de dos años de prisión por un presunto delito de robo con violencia, después de que ambos, supuestamente, propinaran una paliza a otro hombre, R. M. D., y de que J. M. C. aprovechara su situación inerte en el suelo para robarle.

Los hechos se remontan al 29 de enero del año 2014, cuando, según el fiscal, los dos acusados, J. M. C. y M. A. M., en torno a las 22:15 horas se personaron en su domicilio en la capital «y, llamando M. A. M. al telefonillo de su vivienda, le dijo «estoy con Javi, baja, que si no, subimos»», de modo que R. M. D. bajó a la calle. «Nada más abrir la puerta del portal, de forma sorpresiva e inesperada, M. A. M. le propinó un puñetazo en la cara, abriéndole la ceja y haciéndole caer al suelo, para a continuación sacarlo a rastras a la calle, donde, con la ayuda de J. M. C., nuevamente lo tiraron al suelo y una vez que estaba en el suelo, sin poder ejercer defensa alguna, procedieron ambos a propinarle brutalmente diversas patadas y puñetazos, rompiéndole un diente y fracturándole el tobillo izquierdo», recoge el escrito del fiscal.

«Asimismo, J. M. C., dada la fuerza empleada en golpear a R. M. D., se fracturó la falange distal de un dedo de la mano izquierda, y aprovechando la situación inerte de este debido a los dolores que tenía, procedió a quitarle 90 euros que portaba en el bolsillo, así como a arrancarle un cordón de oro que tenía anudado el cuello y un pendiente de oro que portaba en la oreja, valorados en 613,99 euros», agrega el fiscal.

R. M. D. sufrió contusión facial con herida en región ciliar derecha, rotura de pieza dentaria y fractura compleja del tobillo izquierdo. «La secuela del tobillo, según el forense, afecta a las actividades laborales que requieran marcha o bipedestación prolongada, marcha por terrenos agrestes y carga de grandes pesos, sin impedirlas», explica el fiscal.

Temas

Sucesos