José Luis Prada 'A Tope' recibe el Botillo de Oro como «ejemplo de lucha por su tierra»

El empresario hostelero José Luis Prada 'A Tope' (2D), recibe el Botillo de Oro que anualmente entrega el Partido del Bierzo/César Sánchez
El empresario hostelero José Luis Prada 'A Tope' (2D), recibe el Botillo de Oro que anualmente entrega el Partido del Bierzo / César Sánchez

El empresario hostelero rechaza la etiqueta de «adelantado» y exhibe su defensa de «la filosofía y la identidad del Bierzo»

D. ÁLVAREZ
D. ÁLVAREZLeón

El empresario hostelero José Luis Prada 'A Tope' recibió este sábado en Ponferrada el XXXIII Botillo de Oro que cada año entrega el Partido del Bierzo (PB), una de las formaciones integradas en Coalición por el Bierzo (CB), en reconocimiento a su labor como «ejemplo de lucha por su tierra». El portavoz de los bercianistas, Pedro Muñoz, definió a Prada como un «ejemplo de lucha por su tierra» y una «leyenda viva».

Al respecto, el carismático empresario rechazó la etiqueta de visionario que le atribuyó el jurado del galardón. «No soy ningún adelantado, trabajo y lucho por la tierra donde vivo», aseguró Prada, que quiso aprovechar la ocasión para hacer explícita una «defensa de la filosofía y la identidad del Bierzo».

«Necesitamos que cada berciano luche por su tierra», afirmó el propietario del Palacio de Canedo, que valoró el reconocimiento del jurado a un esfuerzo «que tampoco es tanto, porque me lo paso muy bien». En cuanto a la formación que le brinda este reconocimiento, Prada subrayó que «es necesario que haya un grupo de gente que lleve la voz del Bierzo a León y a Valladolid para que se oiga en los foros donde hay decisiones que nos afectan».

Con más de medio siglo de trabajo a sus espaldas, primero en Cacabelos con La Moncloa de Prada a Tope y, desde hace dos décadas, en el Palacio de Canedo, el empresario hostelero es una de las figuras empresariales más destacadas de la comarca.

Además de sus negocios hosteleros, Prada también fue alcalde de Cacabelos en dos etapas y es el impulsor de iniciativas de desarrollo para el medio rural y al medio ambiente, como el 'Bosque didáctico' o el premio que anualmente entrega la Fundación Prada a Tope a los mejores proyectos de reconstrucción del patrimonio y la edificación singular de la comarca.

Por su parte, Muñoz elogió la «personalidad magnética» y el «carácter inmanejable» de un empresario con «raíces bercianas». «La leyenda de Prada es una leyenda de pasión, imposible de medir», afirmó el portavoz bercianista, que puso en valor el «legado» que deja en herencia el empresario. «Sin Prada, el Bierzo no sería lo que es hoy», recalcó Muñoz, que consideró que el galardón entregado hoy al propietario del Palacio de Canedo es «el Botillo de Oro más merecido de toda la historia». «Ojalá hubiera otro como él», deseó Muñoz.

El Botillo de Oro reconoce a colectivos o personas que destacan por su contribución a la difusión de las bondades de la comarca berciana. Con la entrega de este premio, el movimiento bercianista pretende recordar la antigua tradición según la cual, durante el martes de carnaval, las casas bercianas degustaban el último botillo del año, el más grande y el más apreciado.