Alumnos del IES Jiménez Lozano exploran la tecnología de Tecopy

vídeo

Visita de los alumnos del IES Jiménez Lozano, en la sala del Grupo Tecopy donde desarrollaron su trabajo, junto a David Cano, de pie a la derecha / FRAN JIMÉNEZ

  • La empresa de Boecillo apuesta por la innovación para evolucionar en su faceta de gestión de servicios

Competir, superar a los rivales, explorar las demandas de los clientes, acertar en las estrategias de venta y comunicación, generar valor y ser sostenibles en el tiempo fueron algunos de los conceptos más importantes que trece alumnos de 2º de Bachillerato del Instituto de Enseñanza Secundaria Jiménez Lozano, con su tutora María Teresa García, pudieron conocer en su vista al grupo Tecopy, dentro del proyecto STARTinnova.

David Cano, director de Innovación del grupo Tecopy, ayudó a los alumnos del IES Jiménez Lozano a entender la importancia que tiene la innovación para cualquier empresa y para cualquier país que quiere tener un futuro esperanzador.

No en vano, el Grupo Tecopy está considerado como uno de los mejores en cuanto a la realización de Estudios, Proyectos y Asistencias Técnicas en las áreas de Ingeniería Civil e Industrial, y en Soluciones de Comunicación y Acceso a la Información a través de Internet y basados en Sistemas de Información Geográfica (GIS o SIG).

Fotos

  • Alumnos del IES Jiménez Lozano visitan Grupo Tecopy

«El mercado de la Ingeniería y Consultoría en España está muy atomizado, muy especializado y es muy dinámico. Por ello, las actividades del mercado van evolucionando atendiendo a la demanda de servicios de la sociedad. Los mercados de la Ingeniería tradicional evolucionan hacia otras actividades futuras con un mayor peso en la gestión de servicios. De la misma forma, evolucionará el mercado de la Consultoría y la Tecnología».

Evolución de servicios

El Grupo Tecopy ha decidido dar un gran paso en esta dirección, y apostar decididamente por la profesionalización de sus empresas, «a fin de garantizar la continuidad y la rentabilidad de las mismas, y por la evolución de sus servicios hacia las demandas futuras de la sociedad, para prepararse en otras actividades o en las actividades tradicionales pero evolucionadas en sus facetas de gestión de servicios».

David Cano puso un ejemplo un ejemplo llamativo y clarificador. En un gráfico mostró los países que ocupan la cola en cuanto a innovación tecnológica: Irlanda, Grecia, Noruega, España y Portugal, «tres de ellos intervenidos económicamente (Irlanda, Grecia y Portugal) y España que ha estado a punto».

«Investigar es buscar, desarrollarse, pero sobre todo es conocimiento. Uno de los mejores ejemplos de todo esto son las empresas farmacéuticas». David Cano propuso a los alumnos del IES Jiménez Lozano repartirse en tres grupos para preparar un ejercicio práctico, en el que tenían que convencer a un cliente de que merecía la pena invertir o comprar un producto.

Trabajo en grupos

María Rodríguez fue la encargada de exponer la tesis del grupo 1 que apostaba por fundas fotovoltáicas para móvil, «que se recargan con el sol y así no dependemos de tener que buscar enchufes. La venta sería a través de mayoristas y tendríamos una página web para informar del producto».

Diego González fue el portavoz del grupo 2, que se decantó por dispositivos de ayuda para personas dependientes «y que incorporaría sensores de voz para emergencias. La relación sería directa con el cliente y la venta, a través de tiendas en cada comunidad. Necesitaríamos una empresa de alta tecnología, un precio lo más asequible posible y sacar la empresa a Bolsa».

El grupo 3 tuvo a María Rivera como encargada de exponer su idea, «un tranvía para las ciudades, que sería positivo para el Medio Ambiente y que pueden utilizar todo tipo de personas. Incorporaría servicios como biblioteca y aseos y tendría más capacidad que los transportes convencionales».

El proyecto STARTinnova cuenta con el patrocinio de Correos, ADE y M-MCoaching Business School; y la colaboración de los ayuntamientos de Valladolid y Palencia e Ibermaq. Como mentores, participan Fundación Michelin y el propio Grupo Tecopy.