elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 14 / 17 || Mañana 10 / 13 |
más información sobre el tiempo

VALLADOLID

Los del bocata de chorizo

<strong>La última promoción de aprendices </strong><strong>de la vieja escuela de Renfe</strong> comparte recuerdos en una comida de hermandad

25.10.09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Parece mentira, pero la mayoría no nos habíamos vuelto a ver». Y ayer, después de 35 años, la última promoción de la vieja Escuela de Aprendices de Renfe (ubicada en un caserón junto al túnel de la calle Labradores), la número 26, volvió a encontrarse para recordar viejos tiempos, aquellos años en los que ellos tenían 15 y comenzaban a abrirse camino en la vida. Hoy son trabajadores de Renault, de Michelin, de las Fuerzas Armadas o Caja España. Otros se quedaron en Renfe, destinados a Irún, a Alicante, a Madrid, Miranda de Ebro o Venta de Baños. Ayer compartieron recuerdos. Como «la sagrada hora del almuerzo» donde se solían intercambiar bocadillos (siempre con pan del día anterior) recalentados en las estufas de carbón. «Si estábamos a primeros de mes, los bocadillos solían ser de chorizo o de salchichón. Si era a últimos, la mayoría eran de chocolate», rememoran.
Había que lidiar con las dificultades económicas de la mayoría de los hogares. «Así que casi todos estábamos deseando que llegase el día de cobro». Aquellas cerca de mil pesetas que recibían en efectivo. «Nosotros éramos milpesetistas», recordaron ayer entre risas, durante la comida de hermandad que reunió a la mayoría de la promoción. Entre ellos, Santiago Pérez Palacín y Adolfo Moro Martínez, dos de los promotores de la cita. Junto a ellos, compañeros como Luis Cacho, Miguel Ángel Castro, Pedro Presencio, Manuel Curto, Miguel Domínguez, y Javier Mínguez.
En realidad la idea del encuentro partió de la hermana de uno de aquellos chavales «y gracias a su labor detectivesca» se ha podido localizar a todos después de tanto tiempo. Por allí estuvieron también José Francisco Blasco, Manuel Martínez, Javier de la Fuente, Gregorio García, Gregorio Blasco, Luis A. del Valle, Silvino Martín y Luis Álvarez.
Entre comidas y postres, recordaron que «había clases teóricas que eran absolutamente tediosas, como las de matemáticas y tecnología. Algunos habían adquirido la práctica de quedarse dormidos con los ojos abiertos. En cambio, los sábados visitábamos los talleres para prácticas y era mucho más divertido. Sobre todo porque los trabajadores (algunos de ellos padres de los alumnos) nos abrían los ojos ante muchas picardías, y también porque aprovechábamos para escaquearnos todo lo que podíamos», añaden.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Los del bocata de chorizo
Componentes de la última promoción de la antigua Escuela de Aprendices, en la Plaza Mayor. / H. SASTRE
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.