Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
47.315 lectores diarios RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Valladolid

21.07.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Ante las protestas de la Asociación de Usuarios del Ave en Valladolid, Renfe respondió ayer que estudiará la posibilidad de incorporar nuevos trenes Avant que refuercen la línea de Alta Velocidad entre Madrid y Valladolid. Renfe prevé modificar los horarios de estos servicios, pero a partir de la segunda quincena de septiembre, cuando, según la compañía, haya una demanda suficiente de usuarios. En cualquier caso, los horarios se establecerán «según el número de viajeros a los que beneficie» y no atendiendo a demandas concretas.
En los últimos días, los usuarios del Ave se quejaban por la falta de compromiso de Renfe, que lleva anunciando varios meses este servicio sin que se cumplan las demandas de los viajeros. Algunos de estos usuarios, ante la posibilidad de utilizar las lanzaderas durante este verano, decidieron no sacar con antelación el billete para el Ave, lo que les permitía obtener importantes descuentos. Sin embargo, ahora se han encontrado con que, si quieren regresar a Valladolid tras su jornada laboral en Madrid, deben pagar el billete normal, que cuesta 34 euros, o bien esperar al Avant de las 21.00 horas, lo que implicaría una espera de tres horas en la estación de Chamartín.
El presidente de la asociación, José Luis Arias, reconoce que han intentado hablar con Renfe para buscar una solución, pero hasta el momento no se ha concretado una fecha, «ni creo que se vayan a sentar hablar con nosotros». Arias cree que detrás de todo esto «hay voluntades políticas, porque si no, no tiene sentido que anuncien algo y luego no lo lleven a cabo». «Planificamos nuestra vida según su anuncio y las consecuencias son nefastas. A mí, personalmente, me ha causado un grave perjuicio económico y familiar», reconoció.
Para Arias, Renfe ha hecho una gran campaña de marquetin con la alta velocidad, que ha llevado a que la gente se confunda. «No es lo mismo el AVE que un Alvia», dice.»
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS