De trabajar en la construcción a ser experta en márketing visual

Olga Molina trabaja en su página web. /L. N.
Olga Molina trabaja en su página web. / L. N.
Olga Molina García, creadora de www.olgamolinag.com
Laura Negro
LAURA NEGRO

Fue Charles Darwin quien dijo que «no es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio». Y es que, evolucionar y saber reinventarse es esencial en un mundo tan cambiante como el actual. Olga Molina lo sabe bien. Esta joven, tras formarse y trabajar durante años en el sector de la construcción, ha dado un giro de 180 grados a su faceta profesional para dedicarse al diseño gráfico y web, y especializarse en márketing visual desde su proyecto online www.olgamolinag.com.

De cerca

Emprendedoras:
Olga Molina García (36)
Inicio de la actividad:
Marzo de 2018
Contacto:
www.olgamolinag.com hola@olgamolinag.com
Telf.:
646 68 84 24

Palentina de nacimiento, burgalesa de corazón y vallisoletana de adopción, Olga desde pequeña siempre quiso dedicarse al mundo de la construcción. Era buena en diseño y le encantaba el dibujo técnico, así que empezó a estudiar Ingeniería Técnica de Obras Públicas. Pero pronto vio que solo se sentía identificada con determinadas asignaturas relacionadas con el diseño.

Por eso, buscó otra alternativa que le permitiera desarrollar su gran pasión y creatividad. Esta decisión le llevó a formarse como Técnico Superior en Desarrollo y Aplicación de Proyectos de Construcción. «Durante seis años trabajé en un estudio de arquitectura como delineante-proyectista, y posteriormente en una Ingeniería del sector de las Telecomunicaciones como Técnico de Proyectos. Disfrutaba mucho con aquellos trabajos porque podía ver cómo todo lo que diseñaba sobre plano se hacía realidad», cuenta Olga.

Pero llegó la crisis y con ella, Olga perdió su empleo. Fue entonces cuando decidió que era el momento de reinventarse. «Me formé como diseñadora gráfica en la Escuela de Diseño ESI y más tarde en Gestión Administrativa. Adquirí conocimientos sobre márketing digital, social media, diseño estratégico, diseño web y experiencia de usuario, entre otras áreas. Nunca he parado de formarme, siempre de la mano de profesionales», cuenta esta joven, a la que le avalan más de 35 cursos formativos.

Desde 2015 llevaba dando vueltas a la idea de emprender, pero nunca encontraba el momento adecuado para hacer realidad su proyecto. Tras varios trabajos esporádicos, empezó a hacer sus primeros diseños y entonces tomó la decisión. «Quise apostar por mí, dejar de ser invisible y cumplir mis sueños. Me motivaba mucho tener un proyecto propio que me permitiera vivir de él, ser mi propia jefa y, sobre todo, trabajar en lo que realmente me apasiona. Me di de alta en marzo de este año. Acababa de entrar en vigor la nueva tarifa plana para autónomos y eso me ayudó a tomar esa importante decisión», reconoce.

Lo primero que hizo fue crear su marca personal y su oficina virtual para darse a conocer al mundo. Todas las gestiones y trámites burocráticos los delegó en su gestoría de confianza. «No he capitalizado paro y tampoco he solicitado ninguna subvención porque todas requerían una inversión previa a la puesta en marcha del negocio. En mi caso, lo único que necesitaba para trabajar era un buen ordenador, una buena conexión a Internet y mis habilidades técnicas», cuenta esta joven.

Olga ofrece servicios de diseño gráfico y diseño web, además de estar especializada en márketing visual. Su mejor escaparate es su página web (www.olgamolinag.com), desde donde ayuda a pequeños negocios digitales a conseguir que los clientes potenciales perciban el verdadero valor de sus servicios, a la vez que mejorar su imagen profesional con una marca y una web que son la mejor arma de ventas. «Integro el diseño estratégico, el márketing y la experiencia de usuario para conectar los negocios digitales con sus clientes potenciales. El objetivo es aumentar sus ventas, hacerles diferenciarse de la competencia y posicionarles como referentes en el sector», explica Olga, cuyos principales clientes son pequeños negocios que buscan una cuidada presencia 'online'.

Olga crea diseños desde cero para cada una de las páginas web de sus clientes, adaptándolas a sus necesidades y centrándose en sus respectivos clientes potenciales. «Hoy en día hay muchos negocios en Internet. Pero para hacerse un hueco en el mundo digital, ya no basta con ser el mejor, también hay que parecerlo, porque un diseño web poco acertado puede dañar de forma irreparable, la reputación y credibilidad del mejor de los negocios», explica.

Diseños web

Entre sus líneas de negocio, la principal está la creación de páginas web enfocadas a conversiones. Hace diseños que resultan atractivos e impactantes visualmente, y pensados en convertir cada visita en una venta. También realiza mantenimiento y soporte de web WordPress, para aquellas empresas que deseen olvidarse de mantener la parte técnica de sus portales web. «No es suficiente con tener una web, también hay que mantenerla, cuidarla para que esté optimizada y sea rápida al cargar. De esta forma, evitaremos sustos, pérdidas de información, así como la entrada de virus y 'hackers'», asegura esta emprendedora que actualmente se está especializando en email márketing.

En su web, Olga ofrece de forma gratuita la guía 'Tu marca, de amateur a pro', a través de la cual pretende ayudar a aquellas empresas y usuarios a mejorar su marca profesional y a generar grandes impactos visuales que hagan incrementar las ventas.

Olga está feliz con el drástico cambio que ha dado su vida profesional y que al final ha repercutido en su vida personal. «He conseguido mejorar mi vida mediante un proyecto 'online' profesional llevado a cabo con ilusión y ganas de trabajar. Mi anterior profesión me gustaba mucho, pero la de ahora me gusta mucho más y no la cambio por ninguna otra. Levantarme todos los días sabiendo que trabajo en lo que me gusta y que tengo libertad en cuanto a jornada laboral no tiene precio», afirma.

Fotos

Vídeos