CC OO rinde tributo a Julián Ariza por su compromiso con Valladolid

Julián Ariza Rico. /El Norte
Julián Ariza Rico. / El Norte

El histórico dirigente del sindicato y del PCE impartirá el jueves una charla sobre concertación social, en un acto que repasará su trayectoria

El Norte
EL NORTEValladolid

Aunque Julián Ariza Rico figura en la historia de Comisiones Obreras como uno de sus líderes más destacados desde principios de los años 60, su figura suele quedar ensombrecida por la no menos imponente de Marcelino Camacho, primer secretario general del sindicato entre 1976 y 1987. Por este motivo, CC OO de Castilla y León ha decidido rendirle un homenaje en el que, junto a las palabras del propio Ariza, que hablará sobre concertación social, se incidirá en su trayectoria sindical y política y su compromiso con Valladolid.

El acto tendrá lugar el jueves en la sede del sindicato, en el número 4 de la plaza de Madrid, y será inaugurado por el secretario de CC OO, Vicente Andrés, a las 11:00 horas. También contará con las intervenciones de tres dirigentes históricos del sindicato y del PCE en Valladolid: Rosario de Blas, Juan Moreno y Juanjo Hermoso, y del historiador Enrique Berzal. Impulsor de Comisiones desde finales de los 50, el compromiso de Ariza con Valladolid fue especialmente intenso durante la Transición, momento en que resultó elegido por el PCE para liderar la candidatura vallisoletana al Congreso de los Diputados en dos ocasiones: en las elecciones a Cortes Constituyentes de junio de 1977 y en las generales de marzo de 1979.

Julián Ariza en un mitin de 1977.
Julián Ariza en un mitin de 1977. / El Norte

Ariza, que se había visto obligado a trabajar a los 12 años -luego estudiaría Maestría Industrial en la especialidad de delineante- y que ya en 1956 fue elegido enlace sindical en la empresa Cofares, era considerado uno de los 'pesos pesados' del sindicato, pues como trabajador en la fábrica madrileña Perkins, donde conoció a Marcelino Camacho, emprendió en 1963 las tareas de consolidación organizativa de CC OO. Mientras elaboraba las principales bases teórico-prácticas del sindicato y difundía documentos sistemáticos sobre el mismo, el madrileño participaba en las más importantes huelgas del sector del metal. Por ello fue procesado y condenado en seis ocasiones, tres de ellas por el Tribunal de Orden Público, y penó cárcel entre 1967 y 1971, tres años en Carabanchel y otro en Segovia. Ha sido secretario de Organización, secretario de Relaciones Políticas e Institucionales y, de 1991 a 2001, secretario de Estudios de CC OO. Luego fue adjunto a la secretaría general, durante el mandato de José María Fidalgo, presidente de la Fundación Primero de Mayo y vicepresidente del Consejo Económico y Social. Fue miembro del Comité Central del PCE hasta su expulsión, en abril de 1985, como consecuencia de la pugna entre los partidarios de Santiago Carrillo y los de Gerardo Iglesias. Tras ello, los 'carrillistas', con Ariza a la cabeza, crearon el Partido de los Trabajadores de España-Unidad Comunista, formación que acabó integrándose en 1991 en el PSOE y que el propio Ariza había impulsado también en Valladolid. En 2007, recibió del Gobierno de la República Francesa la medalla de Caballero de la Legión de Honor.