Juan Brieva, medalla de Oro de Matemáticas: «Resolver problemas es mi hobby»

JuanBrieva posa con su medalla de matemáticas en el instituto Antonio Tovar./Rodrigo Jiménez
JuanBrieva posa con su medalla de matemáticas en el instituto Antonio Tovar. / Rodrigo Jiménez

Estudiante de primero de Bachillerato, será el único alumno de Castilla y León en la cita internacional

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINASValladolid

Nada más conocerse que Juan Brieva se había clasificado para la Olimpiada Internacional Matemática, su antiguo colegio, el Margarita Salas de Arroyo, puso un tuit de enhorabuena. Aunque ahora cursa 1º de Bachillerato en el IES Antonio Tovar, en ArturoEyries, Juan mantiene contacto con su escuela. Tampoco es raro cuando se pregunta un poco. Forma parte del Consejo Escolar de su instituto, echa una mano a los alumnos de los cursos inferiores, viaja a campamentos matemáticos... Y tiene tiempo para enfocarse en lo que le importa: obtener la mejor nota posible para optar a realizar el doble grado de Física y Matemáticas en la Universidad de Valladolid. Palabras mayores.

Juan Brieva ha conseguido ser uno de los seis españoles que tendrán plaza en la Olimpiada Matemática Internacional, que este año se celebrará en Bath, en el Reino Unido, del 11 al 22 de julio. Suya fue una de las medallas de oro que clasificaban para este evento. «He quedado sexto en la Nacional», explica. Le acompañarán otros cinco alumnos españoles, pero él será el único de Castilla y León. «La prueba es individual siempre, pero en esta fase ya no hay tanta competición entre nosotros como en la nacional. Aquí compites contra ellos pero la puntuación, aunque no sea oficial, se compara entre los países», advierte. Algo de genética debe tener su habilidad con números y fórmulas. «Mi madre es profesora de matemáticas en la Universidad, le gustan», dice, pero matiza: «No tanto como lo que hago yo, que me pongo problemas para entretenerme». Sus hermanas no han apuntado por el mismo camino. «Ami hermana mayor, que ahora está en primero de Medicina, sí le gustaban, pero a la mediana no, ella quiere hacer Diseño».

La medalla le enorgullece, claro, pero lo que le motiva es el placer de superar el reto intelectual que supone enfrentarse a un problema complejo. «Hago problemas en mi casa, que es algo que me gusta mucho, como hobby, como quien se pone a leer un libro. Es como un juego, un pique entre el problema y tú a ver quién puede, a ver si eres capaz de vencerlo, y da mucha satisfacción porque no son problemas triviales».

Entrenamiento

Además hay un entrenamiento importante.Tiene que haberlo para superar los dos exámenes de tres horas y media a los que se enfrentará en Bath. «En Valladolid, para cursos bajos de la ESO, 1º y 2º, hay un programa llamado Estalmat, estímulo del talento matemático, que organiza entre la Junta y la Asociación Miguel de Guzmán. Son dos horas semanales, haces un examen para poder entrar y cuando fui yo éramos quince. Son dos años y hay muchos profesores con contenidos distintos, hay clases de geometría, de álgebra, de resolver problemas, o de geometría espacial... Un día vino una arquitecta y estuvimos haciendo esculturas con gomas y palillos. Y uno de los profesores tiene unos seminarios de resolución de problemas para preparar las olimpiadas en la UVA, para estudiantes de ESO y Bachillerato», cuenta.

Al mismo tiempo, JuanBrieva tiene muy presente que la selectividad se acerca y que la media que consiga va a ser clave para poder cumplir su sueño de cursar ese doble grado.Por eso quiere apretar «en Filosofía yLengua», que no son su fuerte, aunque no tiene malas notas ni mucho menos. Y también en Educación Física, que al no ser su fuerte le obliga a intentar progresar lo máximo posible para satisfacer al profesor. «Todavía queda el último trimestre, hay que apretar, pero de momento voy por buen camino».