Auvasa resta rigor al estudio de la OCU, que suspende en puntualidad a sus autobuses

Un grupo de pasajeros sube a un autobús de la línea C2. /G. VILLAMIL
Un grupo de pasajeros sube a un autobús de la línea C2. / G. VILLAMIL

El informe, realizado en 21 ciudades españolas, sitúa a Valladolid en el puesto 19, con una calificación de 23 puntos sobre cien

J. Asua
J. ASUAVALLADOLID

Un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre la puntualidad en el transporte público en 21 ciudades españolas suspende a los autobuses de Valladolid –reciben una puntuación de 23 puntos sobre 100– y sitúa a la ciudad en el puesto 19 de la tabla, solo por encima de Alicante y Palma de Mallorca. Bilbao, Logroño y Pamplona, por contra, ocupan las tres primeras posiciones, las tres con 68 puntos. Madrid, en el puesto séptimo de la tabla, y Barcelona, en el decimotercero, tampoco aprueban, con 48 y 30 puntos, respectivamente.

El informe, que se dio a conocer el pasado lunes y que ha analizado doce líneas de Auvasa –1, 2, 3, 5, 6, 7, 8, 10, 18, 19, C1 y C2–, destaca que solo cumplen los horarios las rutas con menor frecuencia, es decir las que pasan cada más tiempo (10, 18 y 19, las tres con 60 minutos), mientras que en el resto se detectan retrasos «graves» en el 21% de los casos analizados –más de dos o de cinco minutos, dependiendo de la frecuencia del recorrido– e impuntualidad «leve», en el 10% (entre uno y cinco minutos).

Los datos fueron puestos en cuarentena ayer por el gerente de la compañía, Andrés Bernabé, quien destacó que del análisis se desconoce la metodología utilizada en varios aspectos: fechas del estudio, horario en el que se ha realizado, situación de la ciudad esas jornadas –si llovía, había una manifestación...–, lo que le lleva a sospechar del «rigor científico» de este análisis. El gerente señaló que la buena regularidad de las líneas es uno de los aspectos que marcan el servicio de Auvasa.

Tiempos en pantalla

Desde la entidad defendieron la validez de los datos. Se han analizado 300 registros de autobús de 12 líneas diferentes, en varios días y en diferentes horarios, de forma que hubiera valores en horario punta y no punta, señalaron. Para el criterio de selección de paradas se optó por escalas que fueran puntos de confluencia de una gran número de líneas de autobús (las más céntricas), con el objetivo de maximizar la recogida.

El informe de la OCU dedica también un apartado a los paneles informativos en las marquesinas de Valladolid, en los que se detectaron retrasos respecto al tiempo marcado superiores al minuto en el 40% de las ocasiones. Aquí también hay réplica del gerente, quien asegura que el sistema de GPS que llevan los vehículos va trasladando el tiempo de llegada aproximado a la pantalla, dependiendo de si para en un semáforo, encuentra un atasco o hay un incidente en la calzada –los minutos suben o bajan asociados con las circunstancias del tráfico–, con lo que tampoco considera válido el análisis. «De los 40.000 datos que se ofrecen en las pantallas, solo el 0,2% son erróneos», apuntó Bernabé.

La impuntualidad, añade el estudio de la OCU, se traduce en aglomeraciones en las paradas y, en consecuencia, en el número de personas que finalmente ocupan los autobuses. En este aspecto, Valladolid recibe la calificación C –A es la mejor y E la peor–, con lo que aprobaría de forma raspada en este parámetro, según el informe de la organización de consumidores.

El concejal de Seguridad y Vialidad, Luis Vélez, subrayó que Valladolid cuenta con «un buen servicio de autobús, con 25 millones de pasajeros cada año», aunque acotó que «siempre es mejorable». Argumentó que el equipo de gobierno está realizando un importante esfuerzo para renovarlo con la compra de autobuses, la implantación de nuevos bonos, la 'app' de información y la futura mejora en el sistema de información en las pantallas de las marquesinas. Respecto al estudio, Vélez optó por «no meterse en el trabajo de los demás», aunque también mostró sus dudas sobre las dimensiones del informe, al tiempo que afirmó que si la OCU hubiera consultado con Auvasa esta habría colaborado con la entidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos