Los adoquines de la discordia en el aparcamiento de la Plaza Mayor de Valladolid

El Ayuntamiento realiza obras «ya previstas» en la calle Manzana tras la reapertura del estacionamiento y el PP lo tacha de «chapuza». Una avería dejó durante unas horas sin acceso al subterráneo por ascensor

Obras en el adoquinado de la calle Manzana en la mañana de este martes. /Henar Sastre
Obras en el adoquinado de la calle Manzana en la mañana de este martes. / Henar Sastre
Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

El levantamiento de un tramo de los adoquines de la calle Manzana tan solo un día después de que se reabriera el aparcamiento de la Plaza Mayor reavivó las críticas del Grupo municipal Popular a la ejecución de unos accesos que se ha retrasado algo más de tres meses. La portavoz del PP, Pilar del Olmo, ha calificado de «chapuza» esta reforma de los accesos al 'parking' al considerar que los adoquines se habían levantado con motivo de la circulación de los primeros vehículos. «Es lógico que a Manuel Saravia se le hayan retirado algunas de las competencias en Urbanismo porque ha hecho chapuza tras chapuza», ha arremetido Pilar del Olmo.

Pero según la versión del Ayuntamiento, nada más lejos de la realidad. La actuación en este tramo adoquinado estaba «ya previsto» dentro de las obras de mantenimiento de verano y coincide que se han realizado solo un día después de la reapertura del parking. Es más, según las mismas fuentes, este mantenimiento de la calle Manzana estaba previsto para la jornada del lunes por la mañana, pero se retrasó por la inauguración y apertura del aparcamiento.

Cartel que avisaba de la avería en el ascensor de la Plaza Mayor en la mañana del martes.
Cartel que avisaba de la avería en el ascensor de la Plaza Mayor en la mañana del martes. / H. S.

Ascensor averiado

Sí ha habido, en cambio, problemas en las primeras horas de reapertura del 'parking' con el funcionamiento del ascensor, que durante unas horas ha estado estropeado. En la mañana de este martes técnicos de mantenimiento reparaban el elevador, donde se podía leer un cartel en el que se avisaba de que se encontraba averiado. Fuentes de la empresa concesionaria del aparcamiento confirmaron que durante la tarde ya se reparó y que se trataban de problemas técnicos puntuales en las primeras horas de funcionamiento. De hecho, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, preguntado al respecto por la mañana aseguró desconocer esta incidencia y restó importancia a lo sucedido. «Cuando se ponen en marcha instalaciones de este tipo hay un periodo en el que puede haber incidencias», matizó.