Descubre cómo Valladolid recrea la Pasión con la técnica de los belenes navideños

Una de las escenas del montaje de la Pasión en la iglesia de San Lorenzo./
Una de las escenas del montaje de la Pasión en la iglesia de San Lorenzo.

El montaje, de la Asociación Belenista Castellana, puede visitarse hasta el 17 de abril en la iglesia de San Lorenzo

VÍCTOR VELA

El traslado de Jesús en brazos de Zacarías y de varios apóstoles. Dice el maestro belenista Manuel Bononato que merece la pena demorar la mirada en esta inspirada figura, obra de José Luis Mayo, «en las que se ve a la perfección el dolor en el rostro, con el cuerpo caído de una forma muy natural». A su alrededor, las expresiones de pena y agonía de la Virgen y la Magdalena, componen uno de los rincones con encanto de esta recreación de la Pasión que ha diseñado la Asociación Belenista Castellana y que puede visitarse hasta el 17 de abril en la iglesia de San Lorenzo.

Fotos

Es un espectacular montaje, de doce metros de largo y dos de profundidad, que simula las recreaciones de los Belenes navideños, pero con las escenas más emblemáticas de la Semana Santa. Más de 150 figuras componen un recorrido que abarca desde la entrada de Jesús en Jerusalén en la borriquilla, rodeado de palmas, hasta la imagen de Cristo en el sepulcro. Entre medias, una sucesión de capítulos que conforman «toda una catequesis», como explica María del Carmen de la Fuente, presidenta de la asociación.

Así, es posible descubrir la minuciosidad de la sagrada cena, el encuentro de Jesús ante Pilatos, el beso de Judas, la oración del huerto, la coronación de espinas... Todo ello, en una ambientación en la que Bononato y sus colaboradores han trabajado durante más de tres meses, con un mimo extremo para cuidar los detalles.

«Por ejemplo, el templo en el que Jesús se encuentra con Pilatos, cuando se ve cómo se rasga el velo, está iluminado con unos pebeteros. Algunos de ellos se han caído al suelo y el carbón que contenían todavía está encendido por las brasas». También destaca la perspectiva de las callejuelas de Jerusalén o el Santo Sepulcro, que se ha tallado con las referencias históricas existentes. Una escenificación de la Pasión con las técnicas belenistas que cumple trece años y que se ha convertido en referente en España, ya que Valladolid fue la primera ciudad en realizar un montaje de este tipo, como recuerdan desde la Asociación Belenista Castellana.