Vecinos de Belén luchan por más zonas verdes en la renovada plaza de las Nieves

Los vecinos reclaman un espacio de césped en la zona de merendero del parque de las Nieves y rodearlo con un seto./
Los vecinos reclaman un espacio de césped en la zona de merendero del parque de las Nieves y rodearlo con un seto.

Urbanismo destinó 60.000 euros para una obra que Parques y Jardines mejorará tras las quejas de los residentes

VÍCTOR VELA

Contactaron con arquitectos, urbanistas y paisajistas. Convocaron asambleas. Preguntaron a los residentes y paseantes. Y con todas las ideas, elaboraron un proyecto de intervención. La asociación vecinal 24 de diciembre se tomó muy en serio la rehabilitación de la plaza de las Nieves y presentaron ante el Ayuntamiento (el 2 de abril) un proyecto con planos y presupuesto incluido con pistas sobre cómo les gustaría que quedara este espacio del barrio Belén une vez acometidos los trabajos. Sus bocetos incluían césped en la zona de los merenderos de piedra, unas enredaderas que cubrieran las seis grandes columnas de hormigón que salpimentan la plaza, un montículo donde se plantaran especies autóctonas (hablan de encinas, robles), un seto que abrazara la zona de columpios...

Pero esta apuesta verde ha quedado enterrada por el «exceso de hormigón» en los trabajos llevados a cabo por la concejalía de Urbanismo. «No criticamos lo que se ha hecho», asegura Alfredo Mantecón, portavoz de Manurbe, el grupo de vecinos que rastrea el barrio en busca de problemas urbanísticos. «El objetivo principal era acabar con las rampas de ladrillo y baldosas, muchas rotas, que se habían convertido en un nido de ratas», apuntan. Además, las raíces levantaban las aceras. Los árboles han sido saneados. Los caminos lucen ahora sin baches. «Nos hubiera gustado que se incluyera un muro de contención bajo el suelo para que las raíces no llegaran a las casas vecinas», apuntan. Pero, en principio, ahí no hay mucho más donde rascar. La plaza ha mejorado. Pero no tanto como los vecinos quisieran.

«Cuando presentamos el proyecto en el Ayuntamiento, y como le explicamos al alcalde en el último concejo abierto, pedimos que no se perdiera la línea de aparcamiento, que se mantuvieran las zonas de sombras y que se quitara o protegiera el hormigón». Esto último no se ha cumplido, dicen. La plaza es hoy más triste que antes. No invita ni a vivirla ni a pasearla, insisten. Por eso han escrito al regidor, Javier León de la Riva, y al concejal de Desarrollo Sostenible, Jesús Enríquez, para buscar soluciones. Yla lucha vecinal ha tenido éxito.

Enríquez ha anunciado una intervención en la plaza que, desde Parques y Jardines, complete la labor llevada a cabo por Urbanismo. «He recibido la carta con cierto pesar por el tono en el que está escrita. Una vez iniciadas las obras nos pusimos en contacto con la asociación de vecinos para conocer su opinión, pero no obtuvimos respuesta.El martes enviamos una misiva a la presidenta para mantener una reunión, conocer sus peticiones y presentarles el proyecto que tenemos desde la concejalía». La idea es, dentro del plan de arbolado, sustituir e incrementar el número de ejemplares, también se tiene previsto incrementar las zonas verdes.«El proyectista con el que trabajó la asociación de vecinos es estupendo, hicieron un trabajo de forma altruista que puede servir de base para la intervención que hagamos a partir de ahora», indicó Enríquez, quien entiende las demandas vecinales ante la sobredosis gris de la plaza.