Cosmética natural (IV): Labios y uñas

Algunos ingredientes químicos de los bálsamos labiales, pintalabios y esmaltes de uñas pueden ser perjudiciales para el organismo cuando los chupamos

Cosmética natural para labios y uñas. /Fotolia
Cosmética natural para labios y uñas. / Fotolia
Rebeca Alonso
REBECA ALONSO

Hace tiempo que la OCU advierte del peligro de algunos cacaos labiales que podrían ser peligrosos al contener derivados del petróleo que acaban siendo ingeridos en cierto porcentaje al chuparlos. La Organización de Consumidores recomendó utilizar alternativas naturales para mayor seguridad.

El aceite de coco es adecuado para hidratar los labios. Su forma es sólida pero con el calor se derrite hasta quedar totalmente líquido. Otra opción interesante es la manteca de karité, con propiedades muy hidratantes. Su textura es dura pero con el roce pronto se calienta y comienza a ser más fácil de aplicar. Ocurre lo mismo con la manteca de cacao pura. Además existen bálsamos naturales compuestos por ingredientes como cera de abeja y aceites vegetales, aunque les podemos elaborar nosotros mismos. Por ejemplo derretimos al baño maría manteca de cacao o de karité, añadimos un aceite vegetal como el de coco o jojoba y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente en un recipiente. Si preferimos optar por la comodidad de comprarlo, algunas marcas cuentan con barras de cacao con ingredientes naturales como por ejemplo Dr. Organics o Weleda.

Ocurre algo parecido con los pintalabios: contienen muchos ingredientes químicos que acaban dentro de nuestro cuerpo porque los acabamos chupando. Por eso, además de tratar de no ingerirlo, una opción es adquirir barras de labios con ingredientes lo más naturales posibles como los que ofertan las marcas Lavera o PuroBIO.

También hay que tener cuidado con la composición de los esmaltes de uñas. De hecho la OCU también ha alertado del abuso de los esmaltes semipermanentes debido a sus componentes. El resto de esmaltes no llevan químicos tan agresivos pero aún así es recomendable tener precaución y no llevarnos las manos a la boca cuando nos hemos pintado las uñas u optar por esmaltes más naturales como por ejemplo los que ofrece la marca Benecos. Hay que tener en cuenta estos factores a la hora de que las niñas pequeñas se pinten las uñas, ya que además tienden a meterse los dedos en la boca.