Arte simbólico al aire libre

'Son del Duero' muestra las intervenciones creativas de ocho zamoranos que acercan el río a la Plaza Mayor

ALBERTO FERRERASZAMORA.
Grafiti de Alejandro Pérez Carbajal, junto a la alfombra verde de Fernando García Malmierca en la calle Balborraz. ::                             R. CASADO/
Grafiti de Alejandro Pérez Carbajal, junto a la alfombra verde de Fernando García Malmierca en la calle Balborraz. :: R. CASADO

Una fuente de los deseos, un grafiti que convierte a Balborraz en la calle del oro, una crítica a la televisión, una reflexión sobre las prisas al volante, juegos y caminos del agua, un poema del Duero o una ruina dorada son algunas de las propuestas creativas que permanecerán a pie de calle este verano como obras de arte realizadas por reconocidos zamoranos. Conjuntamente han realizado las ocho obras de la intervención artística 'Son del Duero', una exposición al aire libre que ayer tarde se inauguró oficialmente y que forma parte del proyecto Balborraz Cultural.

La última de las creaciones incorporada a esta exposición de arte simbólico y vanguardista ha sido la obra de Alejandro Pérez Carbajal, un mural pictórico tipo grafiti que refleja la actividad comercial y hortícola que se desarrolla en Balborraz y que representa la unión entre el río y la ciudad.

Otra de las obras es una escultura móvil denominada 'fuente de los deseos', de la que es autora Marijose Tobal, que con ella pretende reivindicar que los sueños pueden hacerse realidad.

Sin duda, una de las obras más llamativas son los dos vehículos en vertical rodeados de piedras que se pueden ver al comienzo de Balborraz. El nombre de esta creación de Aquilino Ramos, 'Sin prisa', da pistas sobre la apuesta por la naturaleza y el cuidado del aire que se respira frente al humo de los coches.

El camino del agua

Fernando García Malmierca ha indicado el 'camino del agua' mediante una flecha-alfombra de grandes dimensiones que en Balborraz indica la dirección del río y que quiere ser «un enlace metafórico hacia el sonido del Duero». El agua es protagonista igualmente de la intervención artística de Fernando de Dios, que presenta una obra abstracta llamada 'juegos de agua' que explora en el fluir del líquido elemento, sus reflejos, brillos y transparencias.

Por su parte, las 'conversaciones' de Antonio Pedrero pretende «de forma irónica y por medio de símbolos y formas plásticas» hacer una reflexión crítica sobre la televisión. De la televisión y la imagen la muestra 'Son del Duero' pasa al sonido de la mano de Arturo Ledesma, que ha diseñado una pieza sonora basada en los artesanos y lo que se escucha en sus talleres de trabajo.

También de Arturo Ledesma es la creación 'la ruina dorada', un «análisis del devenir de los tránsitos de la ruina en el arte público y de la ciudadanía actual, vestido de falsa ruina» y un monumento funerario «desvirtuado en el espacio histórico y en el tiempo artístico de Zamora que resurge al anochecer». La última propuesta la firman el poeta Juan Manuel Rodríguez Tobal y el artista Aquilino Ramos, que han confeccionado un 'poema-río' al pie del Duero.

Las creaciones de esta exposición al aire libre se pueden ver tanto en la calle Balborraz como en la Plaza Mayor y el puente medieval de la ciudad hasta el 30 de septiembre. En la inauguración estaba previsto celebrar anoche una fiesta en Los Pelambres hasta la madrugada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos