Soria

Meritxell Batet asegura que mejorar la línea del tren de Soria es una «prioridad» para el Gobierno

La ministra de Función Pública y Política Territorial, Meritxell Batet, participa en la inauguración del congreso Think Europe Compromiso 2030 en Soria. /Concha Ortega / Ical
La ministra de Función Pública y Política Territorial, Meritxell Batet, participa en la inauguración del congreso Think Europe Compromiso 2030 en Soria. / Concha Ortega / Ical

La ministra de Política Territorial ha inaugurado este miércoles en la capital soriana el Congreso Internacional 'Think Europe: Compromiso 2030'

ISABEL G. VILLARROELSoria

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha sido la encargada de inaugurar este miércoles en el Palacio de la Audiencia de Soria el encuentro internacional 'Think Europe: Compromiso 2030', que está sirviendo para abordar el reto de la despoblación y poner el «énfasis en ciudades intermedias del tamaño de Soria, ya que puede ser la palanca para revertir que se vacíen las zonas rurales porque el problema de que se vacíen estos territorios rurales, además del desequilibrio que genera, tiene consecuencias adversas en las grandes ciudades ya que se masifican.

Asimismo, ha mantenido encuentro con el ministro de Planificación, Urbanismo, Vivienda y Política de Marruecos, Abdelouaher Fassi-Fihri, dado que es el país invitado al Congreso, «ya que tiene estos retos comunes con España, por lo que seguiremos manteniendo relaciones estratégicas puesto que somos dos países puerta de dos continentes».

Por otra parte, Batet ha señalado que las propuestas para evitar los desajustes territoriales podrán verse esta primavera en la Estrategia Nacional contra el Reto Demográfico, aunque insistió en que «ya en los presupuestos hay medidas concretas como los 80 millones de euros para jóvenes y generación de empleo en zonas rurales, una partida de diez millones para crear centros que se ocupen del reto demográfico o el Plan de Empleo Joven que pone el énfasis en las zonas rurales con una dotación de 670 millones, así como el Plan de Desarrollo Rural con más de 1.000 millones».

La ministra de Función Pública y Política Territorial, Meritxel Batet, junto a la delegada de Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el alcalde de Soria, Carlos Martínez.
La ministra de Función Pública y Política Territorial, Meritxel Batet, junto a la delegada de Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el alcalde de Soria, Carlos Martínez. / Concha Ortega / Ical

Y es que el reto demográfico es uno de los 17 objetivos de desarrollo sostenibles (ODS) aprobados en 2015 en la Organización de Nacional Unidas y firmados por España entre los 193 países restantes que obligan a los estados a poner en marcha un Plan para conseguir paliar los 17 objetivos de cara al año 2030 para logar un mundo más justo y un planeta habitable y sostenible.

El pasado mes de julio, España se sometió al primer examen en Nueva York y la ONU no la suspendió pero tampoco aprobó, sino que la exigió que siguiente trabajando en su estrategia. Por ello, se creó la figura de la Alta Comisionada para la Agenda 2030, cuyo cargo ostenta Cristina Gallach, encargada de coordinar todas las política multinivel, teniendo especial atención a la contribución de las ciudades intermedias.

Abordar la desigualdad

Por su parte, Leire Pajín, directora de la Red Española para el Desarrollo Sostenible (REDS), coincidió con el argumento del alcalde de Soria y anfitrión del evento, Carlos Martínez, en que «las desigualdades territoriales deben ser abordadas a todos los niveles del plano político pasando del ámbito Europeo al local sin olvidar el nacional y regional». Estos mapas donde se reflejen las desigualdades deben contemplar también la «dispersión, envejecimiento, despoblación y mapa de infraestructuras que son las que generan desarrollo y fijación de población y empleo».

El objetivo fundamental de este encuentro internacional es «alzar la voz y reivindicar las necesidades de ciudades intermedias como Soria y las muchas sorias que hay en España y en Europa. con la necesidad de pasar de las palabras a los hechos porque la importancia de las decisiones que se puedan tomar en Valladolid, Madrid, Bruselas o Nueva York, se necesita descender en hechos concretos y presupuestos».

Por último, Meritxell Batet lanzó un mensaje de tranquilidad para los sorianos en torno al ferrocarril, que apenas contempla una inversión de 800.000 euros cuando la línea Soria-Torralba, con único destino a Madrid necesita, con urgencia más de 20 millones de euros para su electrificación. Asimismo, incidió en que el tren de Soria es una «prioridad para el Gobierno», pero insistió en que «también lo son las autovías, algo que está contemplado en los Presupuestos Generales del Estado y con un 50% más de dinero que el ejercicio pasado en la provincia de Soria».

Batet ensalzó el «gran esfuerzo que hace el Gobierno en Soria en los presupuestos como provincia estratégica, entendiendo sus graves problemas demográficos, lo que se traduce en una apuesta fuerte del Gobierno con esta tierra y así se visualiza en el aumento de los Presupuestos en un 50 por ciento más de inversión».