Zona gamer: Paraíso en construcción

El estudio BioWare se suma a la moda de los videojuegos como servicio con 'Anthem', un videojuego espectacular en lo visual y con un gran sentido de la acción al que le falta algo de inspiración en su apartado más rolero, la especialidad de los responsables

Zona gamer: Paraíso en construcción
EDUARDO M. ESPALLARGASValladolid

La industria del videojuego está mutando a una velocidad de vértigo. A la ingente cantidad de títulos que salen cada año, hay que sumarle los cambiantes hábitos de los jugadores, con nuevas plataformas como los teléfonos móviles; la transición hacia el formato digital en detrimento del físico, o el futuro videojuego por streaming sobre el que ya trabajan las principales compañías. Y por el camino, nos encontramos auténticos fenómenos de masas como 'Fortnite' o el reciente 'Apex Legends' junto al asentamiento de las plataformas de retransmisión como Twitch. Todo ello implica que el modelo de negocio esté cambiando, y en ese caldo de cultivo han brotado los denominados 'Videojuegos como servicio', títulos que ofrecen a los jugadores experiencias de larga duración con mundos en constante expansión y gran variedad de opciones una vez terminado el contenido principal. Había mucha expectación por ver cómo sería la apuesta en este terreno de uno de los estudios más veteranos en el campo de los juegos del rol, 'BioWare'. La respuesta es 'Anthem', un título que, contrariamente a lo esperado, brilla más por el continente que por el contenido.

'Anthem' se anunció por primera vez en la conferencia de Electronic Arts (EA) de la feria E3 en 2017 (la compañía, como tantas otras, acaba de anunciar que no celebrará una co nferencia en la edición de 2019). En aquella ocasión, los espectadores pudieron ver un portento gráfico de demostración en el que se veía cómo el jugador, ataviado con una espectacular armadura robótica, podía explorar por tierra, mar y aire un gigantesco paraíso repleto de fauna y flora. También se dejó ver un vistoso sistema de combate, que hacía uso del equipamiento de las mencionadas armaduras. Para más inri, se pudo entrever que era una aventura multijugador cooperativa. Si a eso le sumabas el hecho de que todo ello llevaba la firma de Bioware, los usuarios no podían hacer más que frotarse las manos.

Ahora bien, si algo ha quedado patente en este sector es que es importante la gestión de las expectativas, por aquello de no encontrarse con un lanzamiento problemático. El anuncio de la fecha de lanzamiento también es un elemento que cuidar, porque los retrasos son la manera perfecta de levantar sospechas. Tal y como declararon miembros del estudio, el anuncio de un lanzamiento en otoño de 2018 que se proyectó en aquella conferencia del E3 «nunca fue realista». Se trata, posiblemente, del proyecto más ambicioso del estudio hasta la fecha, hasta el punto de que todos los equipos internos se han volcado en este lanzamiento, que debe cumplir las expectativas de EA, editora del proyecto y compañía a la que pertenece el estudio desde 2007. En un momento en el que los trabajadores del sector están viendo despidos masivos en otras compañías que eran garantía de estabilidad, como los recientes 800 despidos en Activision-Blizzard tras anunciar esta beneficios récord en 2018, algunos se preguntan qué será del estudio si 'Anthem' falla. Un usuario, incluso, preguntó en Twitter a Michael Gamble, miembro de BioWare, preocupado por qué podría ocurrirles, a lo que Gamble respondió con un claro «no os preocupéis por nosotros», para tranquilidad del fan.

Con 'Anthem' ya disponible, lo cierto es que no ha faltado la polémica en su lanzamiento, y aunque sabe brillar en muchos aspectos, en otros parece que las prisas le han jugado una mala pasada. Por lo pronto, el título presenta un universo en el que la humanidad lucha por sobrevivir en un salvaje entorno plagado de amenazas de un mundo inacabado. Equipados con Alabardas, unos increíbles exotrajes acorazados, la facción conocida como los Libranceros intenta inclinar la balanza en favor de la humanidad. Los usuarios, por supuesto, formarán parte de esta facción con el fin de hacer frente al malvado Vigía, el líder de la facción militar del Dominio, que busca controlar el poder de la creación y destrucción. El objetivo final será controlar el Himno de la Creación y así evitar la destrucción de este mundo inacabado.

Cabe destacar que el juego, ante todo, es una delicia en cuanto a producción audiovisual. Pese a que no luce al nivel de la primera demostración, algo esperado, lo cierto es que el mundo que presenta 'Anthem' es todo un espectáculo visual. Destaca, principalmente, por su verticalidad, y es que enfundados en las mentadas alabardas, los jugadores pueden surcar los cielos de este entorno virtual con total libertad, así como recorrerlo también por tierra o bajo el agua. En este sentido, explorar el gigantesco mapa es toda una experiencia, a lo que hay que sumarle las animaciones de los exotrajes, muy cuidadas. Relucen también en combate, otro de los puntos destacados del videojuego. En total, hay 4 tipo de alabardas, cada una con sus propias habilidades y estilo: Comando, la más equilibrada; Coloso, pesada y potente; Interceptor, ágil y rápida; y Tormenta, centrada en el combate mágico. Desde luego, el juego consigue a la perfección transmitir al jugador la sensación del enorme poder que tiene enfundado en estas armaduras de combate, y su acertado sistema de apuntado y posibilidades de combate hacen de los enfrentamientos una delicia jugable.

Como no podía ser de otra forma en un juego de acción y rol, potenciar las alabardas será clave para sobrevivir a los peligros de Anthem. A medida que el jugador adquiera experiencia en el manejo de una Alabarda determinada, también acumulará un equipamiento variado en cuanto a habilidades y rarezas. Las opciones son muchas, así que tendrás que tomar decisiones: desde adaptar las habilidades de la Alabarda a su forma de jugar o incluso descubrir otros estilos de juego que quizás no se había planteado. Mejorar armas y afinar el equipamiento es una parte esencial del progreso en el juego. En este sentido, es muy importante que la personalización y tus preferencias en materia de progresión estén en consonancia. La jugabilidad se distribuye de la siguiente manera: el juego cuenta con un área segura conocida como Fuerte Tarsis desde la que el usuario selecciona las misiones a cumplir, pone a punto su equipamiento y charla con los diferentes personajes para descubrir más sobre la historia. En esta zona, de hecho, el jugador cuenta con perspectiva en primera persona.

Pese a que en un principio se antoja interesante, con el tiempo las conversaciones caen en el tedio y el jugador posiblemente se limitará a gestionar su equipo y seleccionar su próxima tarea. A los usuarios más centrados en conseguir botín y progresar con su personaje se le pueden hacer inagotables las conversaciones, y si a ello le sumamos que la trama tampoco es especialmente revolucionaria más allá de alguna cinemática realmente espectacular, pueden perder la paciencia antes de que el juego muestre todas sus cartas. Si bien en combate el disfrute está asegurado (pese a la escasa inteligencia artificial de los enemigos), gracias también al sistema de combos complejo e imprescindible, otro de los problemas de 'Anthem' es el carácter repetitivo de las misiones, que tienen como principal aliciente el hecho de completarlas junto a otros tres jugadores. En los videojuegos como servicio, es clave el contenido a corto, medio y largo plazo. En este sentido, una vez acabado el principal de lanzamiento, el denominado endgame no destaca por su gran variedad. Más allá de desbloquear tres modos de dificultad mayores (al más puro estilo Diablo), lo cierto es que la falta de inspiración en el equipamiento y armas de mayor nivel provoca la sensación de no obtener la suficiente recompensa tras el tiempo invertido.

Ficha técnica

Título:
'Anthem'
Plataforma:
Xbox One, PC, PS4
Precio:
69,99
Edad:
+16

La calidad y cantidad de un buen botín es una pieza imprescindible para garantizar el funcionamiento de un juego como 'Anthem', que transmita la sensación verdadero progreso en el jugador, y pese a que por lo pronto no ha cumplido expectativas, la buena noticia es que todo ello se puede solucionar mediante parches y actualizaciones en las que ya está trabajando el estudio. Tanto el trasfondo, como el aspecto audiovisual (llega doblado y traducido al español) y la jugabilidad a los mandos de las alabardas son una delicia en este juego. Si sus responsables consiguen solucionar los errores técnicos de un lanzamiento que parece forzado para cumplir fechas, y dan con la tecla para garantizar un endgame a la altura, el paraíso en construcción que es ahora 'Anthem' podrá quitar el cartel de 'zona de obras'.