Una bufanda de 300 metros para visibilizar a los enfermos de electrosensibilidad

Integrantes de la plataforma, en la presentación de las jornadas. /A. Tanarro
Integrantes de la plataforma, en la presentación de las jornadas. / A. Tanarro

La plataforma 5G reúne a científicos «para explicar los efectos nocivos de la tecnología»

EL NORTESegovia

La Plataforma Stop 5G Segovia reclamó ayer «mayor atención a los informes de científicos de primera línea internacional que alertan sobre los efectos biológicos, no solo térmicos, de la tecnología inalámbrica y los campos electromagnéticos». El colectivo segoviano y la Asociación de Electro y Químico Sensibles por el Derecho a la Salud presentaron las Jornadas Científicas '5G, Medioambiente y salud', que este fin de semana, en Sangarcía y Segovia capital, incluirán «una cadena humana con una bufanda» para reclamar transparencia sobre esta tecnología, informa Ical.

Las portavoces de la plataforma recordaron que Segovia y Talavera de la Reina (Toledo) serán laboratorios del desarrollo de estas tecnología inalámbrica que ha generado «mucha preocupación» entre un grupo de ciudadanos porque antes de la aprobación por la Unión Europea del 5G, un grupo de más de 180 científicos de una treintena de países solicitaron «una moratoria» por las evidencias de que «podía haber efectos dañinos» por la tecnología ya desplegada del 2 al 4G o el wifi en «personas, plantas y animales». Blanca Salinas, integrante de esta plataforma, sostuvo que exclusivamente están regulados los aspectos «térmicos», pero los científicos alertan de que además están los biológicos. «Las frecuencias interfieren con los sistemas biológicos», argumentó, porque «nuestro cuerpo es electromagnético». Salinas afirmó que es importante conocer «la contrapostura» de muchos expertos independientes que «están alertando sobre lo que se está produciendo».

Respaldo

La plataforma segoviana cuenta con el respaldo de la Asociación Nacional Electro y Químico Sensibles por el Derecho a la Salud (Eqsds). Este sábado se centrará en las conferencias científicas, en el edificio 'Vicerrector Santiago Hidalgo'. La primera será del director del laboratorio de Bioelectromagnetismo de la Universidad Politécnica de Madrid, Ceferino Maestru, que analizará los cambios que se producen en los modelos de exposición a la población en el nuevo sistema 5G. La segunda ponencia analizará los efectos de las radiaciones electromagnéticas de la telefonía móvil en el medio ambiente, sobre todo, animales y árboles, por el biólogo e investigador independiente Alfonso Balmori. Después intervendrá el doctor David Carpenter, director del Instituto de Salud y Medio Ambiente de la Universidad de Albany (Estados Unidos). En otras tres conferencias estarán la profesora de Estudios Medioambientales y Recursos Naturales de la universidad canadiense de Tren, y la investigadora de la Universidad de Burdeos (Francia), Anidie Asco, que además fue la responsables de la Unidad de Metodología para la Prevención del Cáncer de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.

El sábado, a partir de las 19:30, tienen previsto realizar una cadena humana con el lema 'Por la transparencia, investigación transparente y tecnología compatible'. Pilar Ruiz Jiménez explicó que se hará un recorrido desde la plaza de Díaz Sanz hasta la Plaza Mayor para «dar visibilidad» a las personas afectadas por la electrohipersensibilidad y otras patologías que se agrupan bajo el nombre de «sensibilidad central». Salinas recordó que entre el 70% y el 90% de los afectados por estas patologías son mujeres y la bufanda será «un símbolo de transmisión de la vida» y lo frágiles que son ellas, frente a lo que las daña, por lo que algunos científicos empiezan ya a llamar «enfermedades idiopáticas». La bufanda de lana natural tendrá una longitud de 300 metros también para concienciar, explicó, de que la tecnología puede ser segura. Pilar Ruiz aseguró que «la bufanda es como un cable que sí es seguro y no las ondas, que no lo son». Una bufanda tejida por varias mujeres en talleres dirigidos por la hilandera artesanal Fátima Carrasco y teñida con «productos naturales para entender la necesidad de un medio ambiente sano y más cercano».

La Plataforma Stop 5G de Segovia quiere dar visibilidad a «un problema de salud». Las portavoces de la Plataforma Stop 5G Segovia pidieron a la gente que acuda con una camiseta blanca y recordaron que ,al llegar a la Plaza Mayor, se dará lectura a un manifiesto y se «depositarán zapatos viejos para simbolizar las muchas personas afectadas», y Salinas afirmó que se están produciendo «desahucios tecnológicos» de personas que no pueden vivir donde quieren por «ser tan sensibilizadas».

Problema de salud

La jornada del domingo, en la Finca Camponuevo, en la localidad de Sangarcía, estará dedicada a charlas, coloquios y talleres, como un «intercambio de información de tratamientos» entre personas con hiperelectrosensibilidad, síndromes de sensibilidad central, así como fibromialgia, fatiga crónica o sensibilidad química. Salinas, que padece sensibilidad química, recordó que son «enfermedades con un fuerte componente ambiental», por agentes químicos y campos electromagnéticos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos