Jesús Vidal, el 'campeón' vuelve a casa

Jesús Vidal saluda a varias estudiantes a su llegada al Albéitar. / S. SANTOS | N. BRANDÓN

El intérprete leonés, Goya al 'Mejor actor revelación', regresa a León, su ciudad natal. «Tenía ganas de volver a mi casa, de ver a mi familia y a mis amigos», asegura

SANTIAGO FERNÁNDEZLeón

El campeón ha vuelto a casa. Después de un conmovedor discurso que enmudeció y emocionó a todos, el ganador del Goya al 'Mejor actor revelación', Jesús Vidal, ha regresado a León.

Tal y como anunció en su discurso, León era su siguiente destino tras coronarse en una gala en la que sus palabras estremecieron el corazón de la audiencia. Jesús Vidal, discreto y sereno, pero aún bajo los efectos de un volcán mediático que le ha agotado, se ha reencontrado en León con su familia, amigos y con una ciudad que le ha aplaudido sin descanso en la distancia.

«Tenía ganas de volver a León, a mi casa, de ver a mi familia y a mis amigos. Es maravilloso estar aquí, volver a casa, es maravilloso volver a ver a toda mi familia», asegura.

Más información

Tanto el actor, como su familia, se reconocen felices por una 'fama' repentina, enorme, que reconoce su talento y su esfuerzo. En realidad esa estatuilla es el premio a tantos pasos dados desde el anonimato, envueltos únicamente por una enorme satisfacción personal. Ya han pasado unos días, y a pesar del ajetreo, le ha quedado algo tiempo para reflexionar y asimilar todo lo que ha sucedido. «Ha sido una sensación muy bonita por parte de la Academia por reconocer lo que podemos hacer por el cine las personas con discapacidad y también me siento orgulloso de todo el cariño del público», reflexiona ahora el actor.

Campeón

Jesús Vidal es la primera persona con discapacidad visual en ganar un Goya gracias a la película 'Campeones'. Gracias a él miles de personas con síndrome de down, con trastornos del espectro autista, con discapacidades motoras e intelectuales graves o incluso niños y niñas sordomudos, con tartamudez y cientos de trastornos que limitan el desarrollo han dejado atrás sus miedos, reforzando su autoestima y mostrándose a la sociedad tal y como son. De la misma forma, tres palabras, 'inclusión, diversidad y visibilidad' han propiciado que la sociedad tome conciencia de la discriminación que sufre este colectivo.

En un encuentro organizado por el periódico digital leonoticias, Jesús Vidal se ha rencontrado este jueves con sus orígenes, con el lugar y la gente que lo vio nacer como actor. Este 'campeón' ha vuelto a León y ha vuelto a pisar las tablas del teatro Albeitar de la Universidad de León, el lugar donde estrenó su obra 'Sala de Espera', una propuesta escénica que tal y como va incluido en su carácter despertaba la conciencia social poniendo encima del escenario la problemática de los enfermos de Alzheimer y sus familiares.

El culpable de que esta obra viera la luz fue Pepe Tabernero, programador de las actividades culturales de la Universidad de León, y eso es algo que tuvo muy presente Jesús Vidal nombrándolo en su discurso en los Goya. Hacía casi dos meses que no se veían, pero este no era un encuentro más, en esta ocasión Vidal venía acompañado de una gran estatuilla. «Me has dado una grandísima lección de humanidad, también de teatro y de cine porque tú de eso sabes mucho», afirmaba este jueves Tabernero quien no podía ocultar la emoción del encuentro con su 'alumno'. Este programador cultural no pudo evitar sobresaltarse al conocer el nombre del ganador, pero aún más al escuchar su nombre en los agradecimientos. «No veas en el lío que me has metido, pero te lo estaré eternamente agradecido, he tenido que hacerme alguna foto y llevarme felicitaciones por tu culpa», expresa entre risas Tabernero. Ambos han compartido una tarde risas, pasión y agradecimientos mutuos.

Su madre y la mitología griega

Hasta este mítica sala de espectáculos de la capital leonesa que tantos jóvenes actores y directores ha visto debutar le acompañó una de sus hermanas, ahora ya más tranquila pero sin quitar la sonrisa de la boca. Sin querer ocupar un papel protagonista, sentada en el patio de butacas observaba la conversación que mantenía su hermano, atento a todo lo que decía no perdía el hilo de su voz, esa que tantas veces ha escuchado.

No quiso pasar la ocasión de recordar a su familia, esa que le metió el gusanillo de las artes escénicas en el cuerpo. «Mi madre me enseño hablar la mitología griega la ficción y a ser criado en un ambiente tan respetuoso por el arte», afirma Jesús Vidal, quien no quiso pasar por alto la faceta de su tía, trabajadora del ya cerrado teatro Emperador, que le 'colaba' para que pudiera ver las funciones que allí se proyectaban. «Acudían muchos actores, se podían ver espectáculos muy bonitos y eso era muy especial para mí. No era contemplar la película era hacerlo en un teatro isabelino con toda la decoración que tiene este espacio».

El Albéitar fue el lugar que le vio crecer como profesional, después ha venido una gran carrera ligada al teatro, hasta aterrizar en la película Campeones. Por debajo del humor que transmite este largometraje, se encuentra una capa de denuncia ligada a la exclusión social. Para Jesús Vidal es importante que el mensaje quede claro, «esto no es una cuestión de caridad, la inclusión no es hacer una buena acción, es una herramienta a través de la cual se puede mejorar el mundo». Quizá una de las primeras cuestiones por la que hay comenzar es por el uso adecuado del lenguaje. «A mí me gusta el termino diferente, porque cuando decimos discapacitado nos fijamos en lo que no podemos hacer, y normalmente a las personas no las definimos por lo que nos cuesta más».

El mejor discurso, y el más largo

Este leonés puede presumir de haber ofrecido el discurso más largo que se ha dado en estos premios que coronan al cine español. A pesar de esto, nadie piensa que fue largo. Vestido con traje y pajarita que el mismo decidió, ningún elemento de su vestimenta era altruista, así lo corrobora un pin que llevaba en la solapa que pin simboliza los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 de la ONU. Entre los que se encuentra, garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

Jesús seguirá dedicándose a su pasión, ser actor. Reconoce que quiero seguir haciendo teatro, cine. Espera crecer, cambiar de registros y probar cosas nuevas. «Hay formatos nuevos, como series, que nunca ha hecho y me gustaría medirme», afirma este actor.

Amante del deporte en general, en el año 2008 hizo prácticas de periodismo en la sección de deportes de la Agencia Efe en Madrid y seguidor de La Real Sociedad en particular, este actor tuvo que aprender a jugar al baloncesto para desarrollar la entrevista para ello contó un equipo de 'coaching' del cual está muy agradecido.

Esta edición de los Goya ha sido un rotundo éxito de audiencia, que ha conseguido 600.000 usuarios únicos, un 138% más que el año pasado, según datos aportados por Televisión Española. Además, se registraron 4,1 millones de páginas vistas (casi un 200% más) y más de 730.000 visualizaciones de vídeo en una edición marcada por un fuerte consumo por teléfono móvil (que creció un 222%). Numerosas personalidades del panorama político, cultural y deportivo también aplaudieron a través de twitter las declaraciones de este actor.

Pero sin duda el momento de la noche, sobre todo en redes sociales fue el discurso de Vidal consiguiendo el tuit con más impacto que acumula más de 3,6 millones de impresiones. La mejor red social, que son los comentarios en la calle, en el trabajo o tomando algo con lo amigos, esta semana, han llevado un nombre propio, Jesús Vidal.

Este actor ha puesto una gran semilla para que el mensaje de Campeones anide en nuestro día a día, de todos depende que este mensaje se quede en una anécdota, o forme parte de un cambio real en que propicie una sociedad inclusiva, equitativa y en la que exista una igualdad de oportunidades

Conquistar al público

Campeones fue capaz de conquistar a un público de lo más heterogéneo, la clave según este actor reside en ofrecer un producto novedoso porque «la diferencia se puede usar como ventaja competitiva, y en el arte, romper con lo cotidiano genera un aliciente y esto no tienen nada que ver con disminuir la calidad».

Nunca se ha sentido «inferior por no ver», aunque es consciente que la sociedad da su juicio y pone etiquetas, pero la «mejor manera de enfrentarse ante eso es la naturalidad y la normalidad». En Campeones no «vemos a gente con una discapacidad, si no que la gente ha visto personas»

Campeones estaba compuesto un elenco de actores con discapacidad. En el caso de Jesús visual, ya que solo cuenta con un 10% de vista, por el contrario el resto de actores que forman partes del equipo de baloncesto sufría diferentes discapacidades mentales. A pesar de que su discapacidad no es mental como la del resto de sus compañeros, él nunca se ha querido diferenciar

Él fue el representante de los diez compañeros 'diferentes' que protagonizaron la película de Campeones, y desde el primer momento en el que subió a al escenario a subir a por el galardón sintió el apoyo y el calor de todos ellos.

 

Fotos

Vídeos